Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El afectado por las cámaras de seguridad y los focos que una vecina instaló en su domicilio de Icod de los Vinos, Carmelo González, denuncia la tardanza para que las cámaras sean retiradas, un retraso que, a su juicio, se debe a que "el juzgado de Icod no sabe hacer su trabajo".

Según explicó Carmelo González, "después de casi tres años de que la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife sección tercera dictara sentencia de 12 de diciembre de 2007 y fallara a su favor, las cámaras continúan allí pues cada vez que alguien funcionario de Justicia intentaba entregar las notificaciones del juzgado a los propietarios de la cámara, éstos no encontraban a los inquilinos en casa, y no se podía ejecutar la sentencia".

González destaca la situación que ha tenido que vivir la familia, pues "no queríamos salir de casa por la cámara, e incluso mi hijo lo hacía tapado con una manta. He tenido que ir al psicólogo y ya llevo gastado más de 6.000 euros en trámites judiciales, y las cámaras siguen ahí", denuncia.

 

FUENTE: www.eldia.es