Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La policía instalará cámaras en tres parques para detener al pederasta

Ciudad Lineal, San Blas y Moratalaz tendrán videovigilancia en breve


El anuncio llegó el lunes de la semana pasada por parte de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. En tan solo un día, agentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid se pusieron manos a la obra para estudiar al detalle los parques más importantes de la zona noreste de la capital para instalar cámaras de videovigilancia y poder detener así al pederasta de Ciudad Lineal. Este ya ha secuestrado a tres niñas en los últimos cuatro meses en este área, por lo que la policía quiere incrementar la presencia y los dispositivos de seguridad para evitar que vuelva a delinquir.

Los agentes han visitado hasta el momento los tres principales parques de Ciudad Lineal, San Blas y Moratalaz. En este último distrito, “el enemigo público número uno”, en palabras de Cifuentes, todavía no ha raptado a ninguna niña. Por tanto, se ve de manera preventiva.


Los agentes se han centrado en el parque de Calero, en la calle de José del Hierro (Ciudad Lineal), cerca de donde el delincuente más buscado de Madrid capturó a su primera víctima el 10 de abril, una niña española de nueve años. Esta zona verde, considerada como “la más emblemática” del distrito, consta de 67.975 metros cuadrados. Los agentes están comprobando las tiendas de chucherías, los parques infantiles y los comercios que podrían ser más atrayentes para los menores. También están comprobando cuáles son los puntos más idóneos para instalar las cámaras de vigilancia, de forma que abarquen el mayor rango posible tanto de barrido como de grabación.

El segundo parque que han visitado los policías es el del Paraíso, en la avenida de Arcentales, en el distrito de San Blas. Este es el más grande de los tres, con 167.106 metros cuadrados, ya que ocupa prácticamente todo el vial. Este da acceso directo a la M-40 y grandes avenidas como la de los Hermanos García Noblejas o Francisco Largo Caballero, muy propicias para salir huyendo en caso de cometer el secuestro de una menor. Además, coincide que la última víctima, una niña de siete años y origen dominicano secuestrada el pasado 22 de agosto, fue liberada muy cerca de esta zona y del estadio de La Peineta, en la calle de Mequinenza y el anillo ciclista.

FUENTE:El pais

Leer noticia completa