Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

233.000 sistemas de videovigilancia graban tus pasos.

El número de circuitos inscritos en la Agencia Española de Protección de Datos se ha multiplicado por quince en apenas siete años. La Asociación de Privacidad habla de "obsesión por la seguridad”.

Al menos 233.000 sistemas de videovigilancia existen en España, según las cifras proporcionadas por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en respuesta a una petición de información planteada por El Confidencial a través del Portal de la Transparencia. Esta cantidad alude sólo a los ficheros inscritos en el Registro General de Protección de Datos relativos a sistemas de videovigilancia con al menos una cámara y que graban y almacenan imágenes, por lo que esta cifra aún puede ser mayor si se incluyen las instalaciones no registradas en la AEPD.
En menos de siete años, el número de circuitos inscritos en la AEPD se ha multiplicado por quince: de 15.510 a los 232.817 que había el pasado 30 de junio, a un ritmo de crecimiento de 33.000 ficheros cada año.
Desde la AEPD explican el boom del registro de sistemas de videovigilancia por dos factores. En primer lugar, por la “mayor concienciación de los responsables, que son cada vez más conscientes de las obligaciones impuestas por la normativa en materia de protección de datos”. Esta mayor aplicación de la norma se observa en los datos globales del registro general: si en diciembre de 2008 había inscritos más de 1,2 millones de ficheros con datos personales, la última estadística habla de casi 4 millones.
Como segunda causa, la AEPD señala que “este crecimiento podría asociarse a la proliferación de esta actividad en el sector privado vinculado a fines de seguridad, así como la expansión y el desarrollo de la propia tecnología”.
Los circuitos de cámaras ponen de manifiesto, en última instancia, la colisión entre el derecho de privacidad y la seguridad personal. La delgada línea que separa ambos factores ha hecho que la videovigilancia sea uno de los sectores con mayores denuncias ante la Agencia Española de Protección de Datos: uno de cada tres procedimientos de apercibimiento (sin sanción económica pero con medidas correctoras) resueltos en 2014 han tenido que ver con el uso de las videocámaras. Gran parte de las denuncias recayeron en particulares y pymes.

 

Leer mas...