Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Ver oferta

SOCIEDAD

•Unas en el acceso a la Ciudad Deportiva Pamesa y estudia otras en el entorno de la Bassa d'Insa

Vila-real amplía la red de cámaras de tráfico a las zonas deportivas

CAMARAS DE SEGURIDAD VILAREAL

El Ayuntamiento de Vila-real (Castellón) continúa con su plan para extender la red de cámaras de control del tráfico y seguridad en las zonas más concurridas y entre las actuaciones más inminentes está la colocación de estos dispositivos en los accesos a la Ciudad Deportiva Pamesa y la entrada este de la localidad.

Según confirmó el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo, la Policía Local ya trabaja en la instalación de estas cámaras en la rotonda de entrada a Vila-real desde Burriana, que distribuye también el tráfico hacia el nuevo complejo deportivo del Villarreal CF. Se trata de cámaras para la vigilancia del tráfico, aunque al estar manejadas directamente desde la sala de control de la Jefatura de Policía Local sirven también para alertar a los agentes si se produce cualquier actuación incívica en la vía pública y es captado por estos sistemas de videovigilancia.

Asimismo, Serralvo avanzó que también se estudia la posibilidad de colocar cámaras de tráfico en la avenida Alemania, a la altura del nuevo complejo deportivo Bassa d'Insa, donde en breve se prevé una gran afluencia de vehículos y personas tras la puesta en marcha de la nueva ciudad deportiva municipal. «Todavía no estamos trabajando en esta actuación pero en cuanto tengamos disponibilidad presupuestaria será uno de los puntos en los que estudiaremos la instalación de videovigilancia para el tráfico», indicó el concejal de Seguridad Ciudadana.

Cabe recordar que en los últimos meses el equipo de gobierno ha ido ampliando esta red de dispositivos para el control del tráfico en las nuevas rotondas que se han ido construyendo en la ciudad. Además, también se han instalado sistemas de vigilancia en espacios públicos como la piscina del Termet o jardines como los de las Dominicas o Sant Pasqual, con el objetivo de evitar actos vandálicos.

Durante la pasada legislatura, el plan de instalación de cámaras de tráfico supuso una inversión de 300.000 euros y se saldó con la instalación de vigilancia en ocho puntos entre 2013 y 2015.

Para la actual legislatura, el alcalde, José Benlloch, se comprometió a duplicar esta cifra. A la hora de instalar las cámaras de tráfico, el Ayuntamiento de Vila-real tiene en cuenta criterios como la cercanía con zonas sensibles como jardines o parques así como colegios...LEER NOTICIA COMPLETA