Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Castelldefels atenúa el aumento de robos con cámaras de seguridad en la calle

videovigilancia

El nuevo gobierno municipal mantiene y amplia el sistema de videovigilancia implantado el anterior mandato para proteger las zonas de aparcamiento y el comercio local

Los asaltos a domicilios han caído un tercio en dos años

Cámaras de seguridad que registran, exclusivamente, las matrículas de los vehículos que entran y salen de la ciudad. Este ha sido el sistema que ha escogido Castelldefels para luchar contra el aumento de robos. La medida se remonta a 2014, cuando se percibió “un incremento del 95%” en robos a domicilios

Fue entonces cuando el anterior gobierno municipal, del PP, se planteó el uso de cámaras de seguridad perimetrales para controlar aquellos vehículos que entran y salen de Castelldefels. “Es una de las pocas cosas en las que estábamos de acuerdo con el anterior gobierno municipal”, reconoce Planell.

Gracias a una inversión inicial de 110.000 euros, se colocaron un total de 16 cámaras en las entradas y salidas de Castelldefels. Las grabaciones generan una base de datos que la policía local comparte con otras fuerzas del orden cuando es necesario y cuando detectan vehículos sospechosos. “Es un sistema especialmente útil para ladrones reincidentes porque seguro que les acabamos pillando la matrícula”, explica el concejal. “También facilita realizar operaciones conjuntas”, añade.

De momento, les da resultado. Si en 2014, antes de la instalación de este sistema, se alcanzó el pico de robos con fuerza a domicilios con 308 sucesos, la cifra se rebajó a 231 en 2015 y hasta septiembre de 2016 se sitúa en 210. En definitiva, los asaltos han caído casi un tercio (-31,81%) en dos años.

Así las cosas, el Ayuntamiento está en proceso de ampliar el proyecto y realizar una segunda fase, esta vez con el objetivo de proteger los comercios de proximidad ante “bandas que realizan alunizajes”, los aparcamientos públicos y el paso de los vecinos por las calles peatonales.

Con una inversión de 90.000 euros, se pretende instalar 14 cámaras más: 8 de control de tráfico en las calles peatonales, 4 en los aparcamientos públicos y 2 en el barrio de Can Bou. El proyecto ya está licitado....LEER NOTICIA COMPLETA