Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Tarragona:Cámaras de videovigilancia controlarán la matrículas que entren a las urbanizaciones de Calafell.

Cámara IP Dahua para el Reconocimiento de Matrículas i20173

 

La instalación de cámaras pretende facilitar la investigación en caso de robos y delitos. Los dispositivos darán la alerta en caso de placas que estén denunciadas

Las matrículas de los coches que entren y salgan de las urbanizaciones de Calafell quedarán registradas en cámaras de vigilancia. La iniciativa, que ya adelantó el Diari, está recogida en el presupuesto de este año con una partida de 90.000 euros.

Habrá cámaras de control de acceso en por lo menos una urbanización y en la calle Monturiol, que concentra el ocio nocturno, para identificar a los causantes de posibles desórdenes.

En la calle Monturiol ya había y ahora se renovarán, por lo que la principal novedad son las de los accesos a las urbanizaciones. El objetivo es instalar en todos los núcleos por fases.

Rondas

Las cámaras leerán las matrículas de vehículos que entren y salgan de las urbanizaciones, principalmente en las alejadas del centro urbano. También es donde los vecinos piden más vigilancia.

No evitarán que Policía Local o los Mossos realicen rondas, pero han de aumentar la seguridad. Captarán las matrículas que entren y salgan de los núcleos, por lo que podrá hacerse un rastreo en el caso de denuncias de robos o actos violentos.

Los dispositivos incorporan la posibilidad de emitir un aviso a la Policía Local al detectar una matrícula que esté denunciada por ser de un coche robado o por estar implicado en actos delictivos. El sistema es como el de las concesionarias de autopistas que graban las matrículas que entran en sus vías con el mismo objetivo.

Similares

Sistemas similares funcionan en Hostalric o Cabrils y los vecinos destacan que ofrecen tranquilidad. El Ayuntamiento de Calafell estudia por dónde comenzará el sistema. Será por uno de los núcleos que tenga menos entradas para facilitar la instalación.

Los vecinos valoran la medida para que en caso de necesidad pueda saberse quién ha entrado a una urbanización. Son zonas donde además de robos se denuncian ocupaciones de casas incluso con el objetivo de plantar marihuana.

Las imágenes se guardarán durante 30 días, un tiempo en el que de haber denuncias en una zona, podrá hacerse una investigación de las matrículas...LEER NOTICIA COMPLETA