Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Policía Local de Calafell ha puesto en marcha un sistema pionero de geolocalización y videovigilancia en las calles, con el que se unen las bases de datos de los diferentes departamentos municipales. La ubicación instantánea de las patrullas, la información de los servicios de emergencia, de la propiedad de las viviendas y del registro de actividades forman ahora un solo mapa, de manera que se “podrá estar en todas partes sin tener que tener la policía en aquel sitio”, según ha destacado el alcalde de Calafell, Ramon Ferré.

Durante la presentación realizada este jueves a los vecinos y grupos políticos, el consistorio ha señalado dos motivos: la geolocalización de los agentes facilitará el acercamiento de la patrulla más cercana al servicio y la información detallada agilizará los trámites que antes tenían que pasar por varios departamentos.

180219 5

En este sentido, el sub inspector Sergio González ha puesto como ejemplo los casos de robos o incidencias en segundas residencias y en establecimientos fuera del horario comercial. Según detalló González, hasta ahora estos casos pasaban por todo un circuito administrativo donde participaban diferentes departamentos, que eran los únicos que tenían las bases de datos de los propietarios. Una gestión, aseguró, que se complicaba si la incidencia ocurría fuera del horario laboral de las diferentes áreas.

Calafell

Ahora, en cambio, el nuevo mapa agrupa toda la información. “A la Policía teníamos una información, Urbanismo tenía otros datos específicas y el Departamento de Actividades económicas tenía otras”, ha apuntado el subinspector, celebrando que ahora “un solo agente de la sala de control podrá localizar el propietario de una vivienda o negocio de forma rápida”.

Esta simultaneidad de datos, que cuenta también con detalles del alumbrado, los hidrantes, los vados o los desfibriladores, es la singularidad principal del sistema implantado en Calafell, basado en un software similar impulsado por la Policía Local de Cambrils (Baix Camp). Asimismo, el sistema incorpora un registro del recorrido y las horas de patrullaje de la Policía Local para detectar cuáles son los “puntos calientes” del municipio.

En la información proporcionada por el nuevo mapa, se suma el estreno de un circuito de videovigilancia. De inicio, se han puesto en marcha siete cámaras en la zona del pueblo y cerca de la estación, mientras otras se siete activarán esta semana en la calle Monturiol. Estas últimas son fruto de la orden judicial para disminuir las molestias que provoca el ocio nocturno en esta zona del núcleo de la Playa.

Durante los próximos meses, la previsión del consistorio es incluir en el circuito de vigilancia la decena de cámaras que ya existen para controlar el acceso de vehículos a la zona peatonal. Posteriormente, se situarán cámaras en las entradas de las urbanizaciones. En conjunto, el sistema de geolocalización y videovigilancia ha costado 50.000 euros.

Fuente: Lavanguardia