Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El Ayuntamiento de Villacañas ha mejorado el sistema de videovigilancia de la plaza de la Zarzuela con la instalación de nuevas cámaras y la conexión de todas ellas para poder ser revisadas en tiempo real por los cuerpos policiales. Esta actuación se marcó como prioritaria tras los últimos actos vandálicos que se produjeron durante el pasado mes de septiembre y que, tras varias actuaciones, se han reducido considerablemente en las últimas semanas, tal y como se constató en la reunión de la Junta Local de Seguridad que tuvo lugar el pasado viernes.

En dicha reunión, presidida por el subdelegado del Gobierno en Toledo, José Julián Gregorio, y el alcalde Santiago García Aranda, y en la que estuvieron también representantes de la Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil, se pusieron sobre la mesa los problemas de ruidos y deterioro de la convivencia en esta zona del municipio.

Una situación que también se ha tratado con los vecinos de la zona a través del grupo de convivencia que existe en el barrio y que, con medidas disuasorias como la instalación de estas cámaras de vigilancia continua, así como otras acciones de vigilancia policial y actuaciones a través de los servicios sociales municipales, se intenta que mejore.

De hecho, al término de la reunión de la Junta Local de Seguridad, el alcalde de Villacañas recordó, en relación a los actos vandálicos en el municipio en general y en esta zona en particular, que se han reducido. «La puesta en marcha de este nuevo sistema de videovigilancia y la colaboración ciudadana han ayudado, seguro, a que el vandalismo se haya contenido», declaró.

Extensión a otras zonas

La intención del Ayuntamiento de Villacañas es extender este sistema de videovigilancia a otras zonas públicas del municipio, con el objetivo de disuadir y de, en el caso de que se produzcan actos vandálicos o delitos, poder identificar a los responsables.

Recordemos que, en relación con el vandalismo contra equipamientos públicos, las ordenanzas municipales de Medio Ambiente y de Protección de Áreas Verdes y Arbolado Urbano contemplan sanciones para quienes causen algún deterioro en el mobiliario urbano.

Unas sanciones, informó el Ayuntamiento de Villacañas, que se cuantifican económicamente hasta los 3.000 euros, dependiendo de la gravedad, aunque las propias ordenanzas señalan que estas sanciones podrán ser sustituidas por trabajos en beneficio de la comunidad.

Fuente