Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Aunque las asociaciones de la zona sur de la ciudad se muestran taxativamente en contra de la regulación mediante radar de la calle Jardines, que se abrirá al tráfico por completo en las próximas semanas, el equipo de gobierno municipal del PP no está dispuesto a echarse atrás en su decisión y la nueva vía entrará en servicio con un cinemómetro similar a los dos instalados en el Vial, con lo que será el tercer radar fijo que se coloque en las calles palentinas.
Finalmente, se colocará un cinemómetro similar a los dos que se encuentran en las medianas del Vial. Aunque en principio se había previsto uno de los que miden el tiempo que se tarda en recorrer dos puntos concretos para estimar si se debe aplicar la sanción por exceso de velocidad, los técnicos municipales han determinado que no hay espacio suficiente en la calle Jardines para instalar un radar de estas características, similar a los que funcionan en los túneles de la A-6. Por ello, se recurrirá a un radar convencional, como los otros dos que operan en la ciudad y que dispara la fotografía al superar los 50 kilómetros por hora. «El único motivo de la instalación es la seguridad. Un radar nos va a permitir regular el tráfico de forma mucho más efectiva que los semáforos en el momento de la apertura. Habrá que complementarlo con otras medidas, como la colocación de espejos en las intersecciones, y habrá un control y una vigilancia permanente de la Policía Local. No debemos olvidar que la ciudad está viva y que la Policía pasa continuos informes de la situación del tráfico y si hay algo que cambiar se cambia. Que estén tranquilos los vecinos, porque si vemos que el radar no es la medida adecuada se cambiará, pero tienen que tener paciencia, porque no vale con una semana, sino con unos meses, hasta que podamos comprobar cuál va a ser el verdadero uso que le den los palentinos», señaló ayer la concejala de Organización y Personal, Paloma Rivero.
Saltarse los semáforos
Pero no será este el único dispositivo de control del tráfico que entrará en funcionamiento en los próximos meses, puesto que se pretende también instalar un sistema de los denominados 'foto rojo', que permiten controlar a los conductores que se saltan los semáforos en rojo. Se trata de una cámara de vigilancia que al detectar las infracciones abre directamente un proceso sancionador. Este modelo se encuentran operativo en algunas de las grandes avenidas de la vecina ciudad de Valladolid, con el fin de reducir la velocidad de los conductores y obligarles a que respeten los pasos de cebra situados junto a los semáforos en zonas con alto riesgo de atropello, como la avenida de Salamanca o la plaza del Poniente.
En Palencia, todavía no se ha determinado el punto exacto en el que se colocará esta videocámara, aunque la Policía Local y los técnicos de la empresa Telvent, con la que se ha contratado la instalación, ya han determinado una serie de ubicaciones posibles en las que resulta necesaria la instalación por el elevado índice de infracciones.
La colocación de esta cámara conectada al semáforo viene acompañada de la incorporación en la Concejalía de Tráfico de un nuevo sistema informático que permitirá optimizar la gestión y tramitación de las infracciones. Esta aplicación ofrecerá una mayor celeridad en el proceso de gestión de los expedientes sancionadores, dando homogeneidad a los datos, verificándolos con un sistema de lectura de matrículas y con consultas directas a las bases de la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha colaborado abiertamente en el proceso de modernización del Ayuntamiento.
Esta plataforma informática, que fue contratada hace dos semanas con la empresa Telvent por 30.000 euros, permite que tanto los radares, las cámaras o los agentes pueden incorporar de forma directa los datos de las sanciones, aportando pruebas fotográficas, lecturas de matrículas y garantizando además la confidencialidad. La concejala de Organización ha explicado que se trata de mejorar y modernizar los procesos de trabajo de la Concejalía de Tráfico, con el fin de agilizar la tramitación de las infracciones. Este modelo obligará también a que en los próximos meses los agentes de la Policía Local vayan dotados de nuevo material electrónico, como agendas PDA que conectará con el servicio informático.
Fuente: http://www.elnortedecastilla.es/20121107/local/palencia/ayuntamiento-colocar-tercer-radar-201211072319.html
Las_ltimas_Noticias