Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

L’Hospitalet de Llobregat (Redacción).- Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre de 46 años acusado de asaltar una entidad bancaria y una tienda de comestibles de L’Hospitalet. La detención ha sido posible gracias a que una de las víctimas lo pudo grabar con su teléfono móvil. El hombre ya ha ingresado en prisión.

El detenido es Julián G.P., de 46 años, vecino de Abrera y de nacionalidad española.

El primer atraco se produjo el 18 de febrero en una tienda de comestibles de L’Hospitalet. El hombre accedió al local vestido con un mono de trabajo, una gorra y un pasamontañas para evitar que lo identificasen mediante las cámaras de seguridad. El atracador llevaba un arma de fuego corta y una defensa eléctrica que hizo servir para intimidar a los responsables de la tienda y a los clientes.

Al día siguiente, un hombre de las mismas características y vestido de la misma manera entró en una entidad bancaria de la misma ciudad y atracó la oficina. En este caso, uno de los trabajadores grabó al atracador con el móvil. Éste al darse cuenta trató de arrebatarle el terminal pero finalmente huyó del lugar de los hechos sin conseguirlo.

Las imágenes y el testimonio de los afectados permitieron que los Mossos identificasen al ladrón, que finalmente fue detenido el pasado 21 de febrero a las puertas de su casa en Abrera. En el momento de la detención, Julián G.P. llevaba encima la defensa eléctrica y los guantes utilizados en los atracos.
En un posterior registro en su domicilio los agentes encontraron la ropa que el atracador llevaba durante los asaltos así como dos armas, una larga tipo escopeta y una corta tipo pistola.

El detenido ha ingresado en prisión y los investigadores no descartan que sea responsable de otros atracos similares.

Fuente: La Vanguardia