Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Cómo instalar una cámara de red

Hemos alcanzado ya unos conocimientos acerca del video en red a través de esta guía que nos ofrece Axis, especialmente en recientes capítulos referidos a los elementos de la cámara, que nos permiten abordar el problema de la instalación de una cámara IP.

Hay una serie de pautas que resultan aconsejables a la hora de instalar una cámara de red, cuando se trata de conseguir unos resultados de videovigilancia de alta calidad. De cara al posicionamiento de la cámara, hay que considerar sobre todo aspectos medioambientales, especialmente en lo que se refiere a la luz.

En primer lugar hay que atender al objetivo de la vigilancia. Si la finalidad es obtener una visión general de un área para poder realizar un seguimiento del movimiento de personas u objetos, asegúrese de que se coloca una cámara adecuada para la tarea en una posición que ayude a lograr este objetivo. Si la intención es poder identificar a una persona u objeto, la cámara debe situarse o enfocarse de tal manera que capte el nivel de detalle necesario para fines identificativos. Las autoridades de policía locales pueden asimismo ofrecer directrices sobre la mejor manera de colocar la cámara.

Luego hay que considerar si podemos utilizar mucha luz o tenemos que añadir la necesaria. Normalmente resulta fácil y rentable añadir focos de luz intensos tanto en situaciones de interior como de exterior con el fin de obtener las condiciones de luz necesarias para captar buenas imágenes.

Hay que evitar la luz solar directa. Ésta "cegará" la cámara y puede reducir el rendimiento del sensor de imagen. Si es posible, coloque la cámara de manera que el sol brille por detrás de la cámara.

También hay que evitar el contraluz. Este problema ocurre normalmente al intentar captar un objeto situado delante de una ventana. Para evitarlo, recoloque la cámara o utilice cortinas y cierre las persianas si es posible. Si no es posible volver a colocar la cámara, añada iluminación frontal. Las cámaras que admiten un alcance amplio y dinámico resuelven mejor una situación de contraluz.

Es importante reducir el alcance dinámico de la escena. En entornos de interior, si se muestra demasia do cielo se producirá un alcance dinámico demasiado alto. Si la cámara no admite un alcance amplio y dinámico, una solución es montarla en una posición alta con respecto al suelo, utilizando un poste si es necesario.

Ajustar la configuración de la cámara. En ocasiones, puede ser necesario ajustar los valores de balance de blancos, brillo y nitidez con el fin de obtener una imagen óptima. En situaciones de poca luz, los usuarios también deben priorizar la frecuencia de imagen o la calidad de imagen.

Por último, no hay que dejar de tener en cuenta las consideraciones legales. La videovigilancia puede estar limitada o prohibida por leyes que pueden variar según el país. Se aconseja consultar las leyes del país antes de instalar un sistema de videovigilancia. Por ejemplo, puede ser necesario registrarse u obtener una licencia de videovigilancia, especialmente en áreas públicas. Puede requerirse la señalización de la cámara. Las grabaciones de vídeo pueden requerir el marcado de fecha y hora. Pueden existir normas que regulen la conservación de vídeos de larga duración. Las grabaciones de audio puede estar o no permitidas.

 

Capitulos:Ver Todos