Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Más de 400 cámaras vigilarán las estaciones de metro en Málaga
Cada unidad de tren contará además con una docena de dispositivos para garantizar la seguridad de los viajeros

El metro de Málaga contará con más de 400 cámaras de seguridad instaladas en las estaciones que componen el trazado de las dos líneas, a las que se suman las 12 de las que dispondrán cada unidad de tren: dos en los frontales, cuatro en los laterales y seis en el interior del propio tren, lo que supone la incorporación de un total de 168 cámaras más.

Para conocer la idoneidad técnica de la disposición de las cámaras se han realizado pruebas de videovigilancia en la estación Puerta Blanca, perteneciente a la Línea 2 (Palacio de los Deportes-La Isla) del ferrocarril metropolitano, en coordinación con miembros del Cuerpo Nacional de Policía. Las pruebas han servido, además, para comprobar el funcionamiento del sistema del circuito cerrado de televisión (CCTV), que incluye grabadores, puestos de visualización, cámaras y cableado.

La puesta en práctica de estos ensayos se ha realizado tras incorporar una serie de mejoras observadas como resultado de la reunión técnica mantenida entre Metro Málaga, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía y la Policía Nacional, a finales del pasado año. Gracias a la realización de estas pruebas la policía podrá emitir una evaluación sobre el sistema de seguridad que se instalará en el conjunto de estaciones que compone la red del Metro, infraestructura que promueve la Consejería de Obras Públicas y Viviendas.

La seguridad es una de las máximas para Metro Málaga, razón por la que siempre se ha trabajado para que el usuario, desde que entra en la estación hasta que salga en el punto donde finalice su recorrido, la tenga garantizada en sus más altos niveles. Por esta razón, además de la implantación de este moderno sistema de videovigilancia, las estaciones, tanto a nivel de andén como a nivel de vestíbulo, carecen de recovecos, así como de puntos ciegos.

El funcionamiento del sistema distingue entre grabación y visualización, funciones que se realizan de forma independiente y desde puestos diferenciados. Cada una de las estaciones contará con un grabador que almacenará las imágenes durante 30 días, periodo tras el cual serán eliminadas automáticamente, salvo que haya que almacenarlas para que sean utilizadas por la policía o por requerimiento judicial.
Todos los grabadores están conectados entre sí y con el puesto de control central, desde donde se gestionará el servicio de metro en tiempo real. En caso de que fallara el grabador de alguna de las estaciones, las imágenes se transmitirán automáticamente a cualquiera de las estaciones colindantes.
Además, cada estación poseerá un puesto de visualización de imágenes, lo que permitirá que se pueda acceder a ellas tanto en directo como de forma almacenada desde cualquier punto de la red de Metro. Por su parte, el puesto de control de Los Asperones contará con una sala de moviola que estará a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Ubicación de las cámaras

El sistema elegido para la vigilancia de la seguridad de la infraestructura contará con tres tipos de cámaras con distintas resoluciones: de 2,1 megapixeles (Mpx) para las zonas públicas y para los accesos a las estaciones; de 1,3 Mpx para exteriores enfocando a los ascensores y de 0,5 Mpx para las zonas de acceso restringido.

Las cámaras son de tecnologías IP y disponen de conexión centralizada al cuarto de comunicaciones con la propia estación. Son cámaras de tipo fijo, capaces de realizar zoom digital sobre la visualización o sobre la imagen grabada.

La estación Puerta Blanca dispondrá de un total de 27 cámaras de las cuales 18 irán colocadas en las zonas públicas y en los accesos a la estación, seis en las zonas de acceso restringido al público y tres en el interior de los ascensores.

Las líneas 1 y 2 del Metro de Málaga tienen una longitud total de 14 kilómetros, incluido el tramo común entre Renfe y La Malagueta, y constará de 20 estaciones. Su trazado discurre por la zona más densamente poblada de Málaga (Distrito de la Carretera de Cádiz y Cruz del Humilladero); el centro de la ciudad (donde se encuentra la estación de ferrocarriles María Zambrano), y la zona de nuevos equipamientos y servicios de interés metropolitano (Universidad, Hospital Clínico y Ciudad de la Justicia).

FUENTE:Sur Digital (Andalucía)