Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Los hosteleros de las zonas de ocio quieren más vigilancia policial


Pretenden que los agentes patrullen de uniforme, y a pie, «para que la gente se corte y no monte escándalos».Solicitan al delegado del Gobierno la instalación de cámaras en las calles de las tascas, Atalayas y Mariano Rojas .


Piden más presencia policial, de uniforme y más cámaras de vigilancia. Aunque parezca paradójico, quienes hacen esta solicitud a las autoridades son los dueños de los locales de ocio de las áreas de mayor concentración durante los fines de semana, como son la zona de las tascas, Atalayas y avenida Mariano Rojas. Quieren dejar claro que los problemas de ruidos, peleas y vandalismo, como la rotura de papeleras o contenedores, no es algo que se genera dentro de sus establecimientos, sino en la calle, y que la mera presencia de agentes, de pie -y no en coche- y de uniforme -y no de paisano- «infundiría respeto» y «ayudaría a cortarse» al personal. Jesús Belmonte, presidente de Asbamur, la Asociación de Bares de Murcia, y la abogada del colectivo, mantuvieron el viernes una reunión con el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, para plantearle temas de seguridad, habida cuenta que la ampliación de horarios, algo que consideran imprescindible para que sus negocios sigan adelante, depende de otra Administración, la regional, y así se lo han hecho llegar a sus responsables.


Belmonte reiteró al delegado del Gobierno que «el ruido en la calle no se soluciona con limitadores de sonido en el interior de pubs y discotecas sino con policías a pie en la calle». En este sentido, le planteó su queja por el hecho de que la mayor parte de los agentes de la Policía Local que prestan servicio en las zonas de ocio nocturno lo hagan vestido de paisano y no de uniforme. «Lo que intimida a la gente cuando está en la calle y le hace cortarse a la hora de montar bronca es ver pasar cada cierto tiempo a una patrulla de agentes uniformados a pie», indicó Belmonte.

Otra de las peticiones en materia de seguridad se corresponde con la de que sean colocadas cámaras de vigilancia en las zonas de mayor concentración de gente durante los fines de semana. Belmonte se refirió, en concreto, a algunas de las calles de la zonas de las tascas, que son más conflictivas, así como la zona de la Avenida de Mariano Rojas y de Atalayas. «De esta manera se evitaría, además, el 'botelleo', que es insoportable y que nos hace mucho daño a los hosteleros».

La reunión mantenida la semana pasada con el delegado del Gobierno forma parte de la ronda de encuentros que vienen celebrando en las últimas semanas con las distintas administraciones para desatascar determinados temas, como la necesaria ampliación de horarios que solicitan para sacar sus negocios adelante en tiempos de crisis, o la necesidad de mayor control policial para aminorar las molestias que la clientela puede ocasionar al vecindario, habida cuenta que tras la entrada en vigor de la Ley Antitabaco hay mucha gente que se sale de los locales de copas para continuar charlando -o algo más- en la puerta del establecimiento.

Hace un par de meses, los representantes de Asbamur se reunieron con la concejal de Seguridad, Nuria Fuentes; el jefe de la Policía Local, Ángel Marín, y el coordinador de Seguridad, Francisco Marín, para exponer los problemas de falta de seguridad, entre los que también se hallan hurtos por el procedimiento del tirón o rotura de cristales en los coches. Fuentes indicó entonces que «la Policía Local colabora con la Nacional pero las tareas de seguridad son competencia de la Policía Nacional».

FUENTE:La Verdad (Murcia)