Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Ciudadanos

Los autobuses incorporan cámaras de seguridad y paneles digitales

El transporte público se moderniza con seis nuevos vehículos que disponen de tecnología avanzada para captar más pasajeros.

El cambio de empresa en la gestión del servicio público de transporte urbano ya comienza a notarse para bien. Ayer entraron en servicio seis nuevos vehículos -cuatro autobuses y dos microbuses- que además de incorporar las nuevas normas de accesibilidad incluyen mejoras tecnológicas como las pantallas informativas y las cámaras de seguridad. Los paneles digitales que marcarán el minutaje de espera para cada línea ya se están colocando en las paradas y durante el 2012 estarán todos listos, como también desde este año tendrán que pagar los portuenses quince céntimos más por el billete.

Así lo recordó el alcalde, Enrique Moresco, durante la presentación de los nuevos vehículos aportados por la concesionaria, Daibus, en virtud de lo estipulado en el contrato con el Ayuntamiento. La flota ahora es de veintidós autobuses con una antigüedad media de tres años. El regidor popular recordó que la subida de la tarifa hasta un euro fue aprobada por el Pleno municipal y que su objetivo es fomentar la venta de los bonos mensuales y del bonobús de diez viajes. «Con todo seguimos estando por debajo de la media en el precio del billete con respecto a las poblaciones de alrededor».

El alcalde, que estuvo acompañado por la edil de Medio Ambiente, Marta Rodríguez, explicó que los nuevos autobuses, de baja contaminación y climatizados, poseen rótulos frontales, traseros y, como novedad, laterales; así como llamadores externos y sonido interno a través de unos monitores que informan sobre el tiempo, las noticias, e indican con esquemas el trayecto del autobús y la próxima parada. Los interiores se han diseñado con contrastes de colores para los usuarios con problemas de visibilidad. También se ha reservado espacio para las personas con movilidad reducida: cuatro asientos en los autobuses y dos en el caso de los microbuses. Los conductores también contarán con la protección de unas mamparas de seguridad.

Objetivo: 300.000 usuarios

Cabe señalar que desde junio, cuando tomó el relevo a GDF en la prestación del servicio, la nueva empresa ha logrado una subida de 18.500 usuarios. De hecho, la incorporación de las nuevas tecnologías al servicio, recogidas en el pliego de condiciones de la adjudicación del contrato, tiene por objetivo aumentar el número de usuarios de forma paulatina hasta lograr un incremento de 300.000 pasajeros cada año. En estos momentos la media mensual de usuarios está en unos 120.000. Daibus -unión temporal de empresas entre Damas e Interbus- tiene previsto invertir 140.000 euros en esta estrategia tecnológica con el SAE -Sistema de Ayuda a la Explotación- como piedra angular. Ésta está basada en un conjunto de GPS, GPRS y otras herramientas instaladas en el autobús que obtienen en tiempo real toda la información que se envía a la central. Desde ahí se rebota a los paneles digitales de las marquesinas, a los teléfonos móviles de los usuarios que soliciten mediante SMS información sobre el tiempo de espera en la parada, etc. Otra pieza fundamental será la página web, donde se podrá consultar a qué hora exacta pasará el siguiente autobús antes de salir de casa.