Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La representación sindical en la Policía Local de Alicante ha convocado para mañana una concentración de protesta al considerar que la Concejalía de Seguridad, además de regular el sistema de trabajo y las condiciones laborales sin contar con la plantilla, ha "derrochado" el dinero sin obtener resultados.

"Si hubiese gestionado eficazmente el personal y el presupuesto, el servicio de seguridad de la ciudad hubiera mejorado", han dicho fuentes de UGT y CC.OO. a través de un comunicado de prensa.

Los sindicatos denuncian una merma de la seguridad pública, fundamentalmente en fines de semana y festivos, la creación de nuevas unidades y brigadas sin lograr resultados positivos y "una voracidad recaudatoria" a través de las multas.

Por ello, ambas centrales han convocado para mañana, a partir de las 10,00 horas, una concentración de protesta en la plaza del Ayuntamiento.

A juicio de las centrales sindicales, el número de policías locales es "suficiente" para reorganizar los sistemas de trabajo de manera efectiva, por lo que no es necesario, según añaden, "gastar el dinero en la creación de nuevas brigadas para la lucha contra el botellón y la venta ambulante".

Asimismo, han criticado que la Concejalía de Seguridad vaya a destinar 108.000 euros en la compra de un vehículo que, dotado con cámaras y radares, tiene la capacidad de fijar entre 400 y 500 sanciones de tráfico al día.

"Esto no hace falta y no era necesario, y denota la voracidad recaudatoria de la Concejalía", han apuntado las mismas fuentes.

Tanto UGT como CC.OO. han mostrado también su rechazo al Decreto impulsado por el Gobierno local por "el que deja en manos de un funcionario la regulación de los sistemas de trabajo y condiciones laborales" de un colectivo de más de 500 personas