Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La falta de fondos impide instalar cámaras de control en calles peatonales.


La ordenanza se aplicará aunque se aplace la instalación del sistema

La falta de dinero impedirá dotar a las calles peatonales en las que está prevista la instalación de bolardos automáticos de cámaras de vigilancia tal y como contempla el borrador de la ordenanza municipal aún pendiente de aprobación.


Según ha confirmado la Concejalía de Seguridad Ciudadana, el Ayuntamiento no está en disposición de poder acometer la inversión que requeriría instalar el sistema de seguridad, las cámaras y el circuito cerrado en el cuartel de la Policía Local para controlar el uso de los bolardos.


La crisis económica ha llevado a reducir el gastos previstos y la inversión en todas las áreas municipales, pero en este caso se trataría tan solo de un aplazamiento, si bien, sin fecha por determinar.


Este sistema de vigilancia tiene por objeto, según recoge la ordenanza, facilitar la bajada y subida de los bolardos en caso de necesidad y de urgencia por la Policía Local.