Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

2010-11-28_IMG_2010-11-21_01.54.55__D7003MOTOR.jpg
A finales de noviembre, el equipamiento del XC60 se beneficiará de algunos sistemas de asistencia e información ya disponibles en los modelos más nuevos de la gama, como el Volvo S60 y V60.

En concreto, este todocamino integrará en su oferta el sistema de detección de peatones y un nuevo dispositivo de información e imagen, que integra todos los datos del equipo de sonido, el navegador, el teléfono móvil y otras funciones en una pantalla en color de cinco o siete pulgadas ubicada en la parte superior de la consola central. Además, todas estas funciones se pueden manejar desde tres sitios distintos: en los mandos del volante, en los botones situados bajo la pantalla o mediante un mando a distancia. Como complemento a este sistema de información, el XC60 también contará con los mismos equipos de sonido que ya disfrutan el S60 y el V60, cuatro en total, destacando el más avanzado de ellos, bautizado como Premium Sound. Cuenta con un amplificador digital de 5?130 W, Dolby Digital en combinación con Dolby Pro Logic II Surround, 12 altavoces y pantalla de siete pulgadas.

Quizá la novedad más interesante sea la incorporación del dispositivo que detecta la presencia de peatones, que funciona junto con el City Safety estrenado en el S60. Al igual que en la berlina, este sistema de detección de peatones con freno automático utiliza una serie de radares y cámaras para comprobar la presencia de peatones delante del vehículo. Si detecta a alguna persona, el coche alerta al conductor para que frene o se desvíe, pero si no reacciona a la advertencia, el vehículo frena de manera automática para evitar el atropello. Eso sí, la frenada es más efectiva a velocidades de hasta 35 km/h. Por encima de ese límite, puede minimizar las consecuencias del impacto pero no evitarlo. El sistema de detección de peatones con freno automático no funciona en situaciones en las que la capacidad de la cámara se ve afectada, tales como la oscuridad o el mal tiempo.

Además, ya está disponible el XC60 con transmisión automática y la última versión del control de velocidad constante adaptativo (ACC), que en caso de atascos acelera automáticamente cuando el tráfico vuelve a avanzar.

Asimismo Volvo indicó que también incorporará, de forma paulatina, los nuevos motores GTDi de 1.6 y de 2.0 litros de inyección directa y cuatro cilindros en toda su gama de modelos.

 

FUENTE: www.diarioinformacion.com