Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.


Dos jóvenes en la uci tras chocar en la Ronda con una cámara de tráfico

El velocímetro del coche se quedó bloqueado a 91 kilómetros por hora

Dos jóvenes permanecían ingresados en la tarde de ayer en la unidad de cuidados intensivos del hospital del Sergas (HULA) en la capital lucense, a causa de las graves heridas que sufrieron al empotrarse el coche en el que viajaban en el poste de la cámara de control de tráfico situada en la confluencia de la Ronda da Muralla con la calle Castelao. El percance ocurrió a las 4.36 horas del domingo, según informó el portavoz de la Policía Local de Lugo.

El accidente de tráfico ocurrido en la madrugada de ayer en la Ronda da la Muralla recuerda a otros también muy graves registrados en los últimos años en esta vía de la capital. Precisamente, para mayor control del tráfico en la Ronda se instalaron en su días las cámaras, una de las cuales se llevó ayer por delante el Ford Fiesta 3911GCS. Al volante estaba un lucense de 27 años, cuyo nombre se corresponde con las iniciales A.I.P. Según señala la Policía Local, a raíz del impacto con el báculo de la cámara de tráfico, el joven salió despedido del turismo.

Como acompañante, en el vehículo accidentado viajaba otro lucense, de 23 años, cuyas iniciales son I.P.M.

En las primeras informaciones facilitadas por el citado cuerpo policial se indicaba que el conductor se encontraba en estado crítico, y el acompañante, grave. Fuentes del Sergas confirmaron a media tarde de ayer que los dos jóvenes se encontraban ingresados en esos momentos en la unidad de cuidados intensivos del HULA. Los dos tenían traumatismo craneoencefálico; los dos se encontraban graves, pero especialmente el conductor.

El cuentakilómetros del coche accidentado se quedó bloqueado marcando 91 kilómetros por hora, según confirmaron fuentes policiales. El impacto fue tan fuerte que provocó la caída del poste de la cámara de tráfico, que es tan alto o más como los de las farolas, pero probablemente más grueso. Para retirar el poste fue preciso cortar el tráfico rodado en dicho punto de la Ronda da Muralla entre las 06.00 horas y las 06.35. Tuvo que intervenir un camión grúa.

De la violencia del impacto da idea el hecho de que uno de los neumáticos acabó en la calle Teatro.

Este accidente trae de nuevo al primer plano de la actualidad la cuestionada seguridad del tráfico rodado y peatonal en la ronda. En esta calle hay cámaras de control en (además de la destrozada ayer) los cruces con la avenida de A Coruña, Bispo Odoario, calle Santiago, Vilalba y San Pedro. Además, el Ayuntamiento instaló sendos radares fijos a la altura del edificio administrativo de la Xunta y de la Porta Miñá, así como un semáforo con foto rojo (capta la matrícula de los coches que pasan en rojo) en las inmediaciones del cruce con Montevideo.

FUENTE:La Voz de Galicia