Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La policía rastrea cámaras de seguridad para dar con el pirómano del paseo marítimo

Los establecimientos afectados hacen balance de los daños, que también han alcazando a dos viviendas del edificio Puerto Azul

En el día después de los incendios declarados a primera hora de la mañana del domingo en tres restaurantes del paseo marítimo de la ciudad, los propietarios de locales hacían ayer balance de las pérdidas mientras la policía trata de dar con el autor o autores de las llamas. Según pudo conocer este periódico de fuentes cercanas a la investigación, se están visionando varias cámaras de seguridad de distintos establecimientos en busca de más datos que permitan poner nombre y apellidos a la autoría del suceso. Asimismo, se estaría tras la pista de personas con antecedentes en casos de similares características. Todo indica que los objetivos fueron elegidos al azar.

Por su parte, los locales afectados han interpuesto las correspondientes denuncias, si bien el más afectado ha sido la cafetería Boulevard, a cuyas puertas se apostaban ayer curiosos los viandantes del paseo marítimo impresionados por el estado en el que han quedado las instalaciones exteriores. Sus propietarios no han podido culminar los trabajos de colocación del suelo de madera en el que estaban trabajando. Todo ha sido reducido a cenizas.

Viviendas afectadas
En este caso, la virulencia de las llamas terminaron afectando a la fachada del edificio colindante, Puerto Azul. Los efectos del fuego son apreciables en dos viviendas en la primera y segunda planta del bloque.

En el restaurante italiano Da Bruno hacían también recuento del mobiliario afectado. Más de 50 sillas y mesas que cada noche, tras el cierre, quedaban apiladas junto a la puerta del local. Uno de sus responsables comentó a este periódico su sorpresa ante episodios como el sucedido. «Parece extraño que ocurran cosas como estas en distintos puntos a la vez. Debe tratarse de alguna persona con problemas que ha actuado al azar». Este restaurante dispone de un servicio de vigilancia que en este caso no ha podido ofrecer datos aclaratorios sobre lo ocurrido.
El Servicio de Emergencias 112 recibía sobre las siete y media de la mañana del pasado domingo varios avisos de la existencia de un incendio que afectaba a la terraza de un restaurante del paseo marítimo de Marbella, así como de otros dos puntos en llamas en locales cercanos. Poco pudieron hacer los bomberos por salvar la terraza de la cafetería Boulevard, que ha quedado prácticamente calcinada. Javier Leiva, su propietario, explicó que a primera hora de la mañana del domingo la policía le avisaba del suceso. «Teníamos una tarima de madera y eso ha hecho que las llamas se propagaran con mayor rapidez. Todo ha quedado arrasado», lamentó este empresario que hace ahora números para conocer el importe de los daños causados, y que confía en tener recuperada sus instalaciones antes de Semana Santa.
Fuentes policiales confirmaron que en los tres casos se trata de hechos intencionados. Al parecer, el autor o autores de los mismos habrían utilizado pastillas inflamables de las que se suelen emplear para encender barbacoas.

FUENTE:Sur Digital (Andalucía)