Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Las cámaras de seguridad recogieron el asalto a la finca de Esperanza Aguirre.

El asalto a la casa de Esperanza Aguirre fue recogido por las cámaras de seguridad del edificio en un delito de allanamiento de morada más que a un simple acto de gamberrismo.

En las imágenes, se puede ver cómo un joven con camisa blanca golpea con violencia la puerta del domicilio de Aguirre. Rompe la cerradura y accede al interior. En ese momento, el otro asaltante, también entra al recinto. Ya en el interior y fuera del alcance de las cámaras, ambos tratan de forzar la segunda puerta de la finca, que da acceso directo a la vivienda. Al percatarse de la presencia de los dos guardias civiles del servicio de escolta de la presidenta, los jóvenes salen corriendo del edificio mientras son perseguidos por los agentes.

Aguirre expresó ayer su sorpresa al conocer que uno de los dos asaltantes, a los que no se tomó declaración, tiene antecedentes por hurto y robo con violencia. La presidenta madrileña también reprochó al ministro Camacho que no haya contestado a la carta que ella le envió hace una semana