Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La banda que robó la cocaína de un depósito de Málaga se llevó la grabación de las cámaras


La banda que robó el pasado fin de semana al menos 500 kilos de cocaína de un depósito judicial de Málaga se llevó también las grabaciones de las cámaras de seguridad. La furgoneta que usaron para dar el golpe era robada y ha sido encontrada calcinada, algo que dificulta el hallazgo de huellas o rastros que puedan identificar a los autores. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Málaga continuaban ayer con la investigación del robo. "No hay duda de los autores tenían experiencia", señalaron fuentes cercanas al caso. Inutilizaron la alarma, reventaron el bombín de la puerta lateral del almacén, ubicado en el Puerto de la ciudad, y usaron una lanza térmica (un soplete de gran capacidad) para abrir la cámara blindada donde se guardaba la cocaína. La sustracción no se conoció hasta el lunes a primera hora, cuando el vigilante de seguridad que se encarga de la custodia de la droga de lunes a viernes comenzó su turno.

La Guardia Civil se encarga de la seguridad del almacén durante el fin de semana. Los sindicatos Asociación Unificada de Guardia Civil (AUGC) y Sindicato Unificado de Policía (SUP) reclamaron a la Subdelegación del Gobierno malagueña, de quien depende la gestión del depósito de droga, que se depuren responsabilidades. Manuel Expósito, secretario regional del SUP, aseguró que los agentes ya habían informado de fallos en los sistemas de vigilancia y de que el depósito estaba saturado por la lentitud judicial en las órdenes de destrucción de los estupefacientes. "Queremos saber si esas supuestas deficiencias se deben a una falta de presupuesto o de interés general", añadió el agente del SUP. El subdelegado del Gobierno, Hilario López Luna, rehusó hacer declaraciones.
En el depósito de Sanidad Exterior trabajaban en el recuento de la sustancia estupefaciente sustraída. Todas las fuentes coinciden en que los ladrones se llevaron "cientos de kilos". Otras, afinan hasta los 500 kilogramos, principalmente de cocaína.
La Fiscalía Especial Antidroga de Málaga intervendrá en la investigación del robo por la "trascendencia" del caso. Uno de sus fiscales comenzó a pedir que se practiquen pruebas que ayuden a localizar a los autores del robo en el menor tiempo posible.
El depósito de Málaga recibe la droga intervenida en operaciones de Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía o Aduanas en varias provincias andaluzas. "Junto con Madrid y Galicia, es uno de los más importantes del país por volumen de sustancia estupefaciente custodiada", mantienen fuentes del Instituto Armado.
Los técnicos de este depósito judicial también se encargan de analizar la droga intervenida y emitir informes sobre su pureza, que después se utilizan como prueba en los juicios. Todavía se desconoce si las sustancias sustraídas habían sido analizadas por los técnicos. En caso contrario, podría poner en peligro las investigaciones por las que fueron aprehendidas.
El agente Expósito, representante del SUP, consideró que el robo es "tremendamente grave" e incidió en que la Subdelegación del Gobierno debe aclarar cuanto antes lo ocurrido porque afecta a la seguridad ciudadana, a los procesos judiciales y a la imagen de los Cuerpos de Seguridad del Estado. Expósito habló en nombre de la AUGC, cuyos delegados no comparecieron ante los medios por miedo a un expediente disciplinario.