Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El concejal del Grupo Municipal Socialista de Oviedo, Alfredo Carreño, preguntará en la próxima Comisión de Economía e Interior sobre la utilidad de las video-cámaras que el Ayuntamiento tiene previsto poner en marcha a partir del 30 de enero en varias calles de la ciudad.

Carreño se pregunta si el objetivo de las cámaras es el de vigilar las posibles conductas delictivas que se produzcan y, en caso afirmativo, si se ha solicitado desde la Alcaldía o la Concejalía de Seguridad Ciudadana la petición para la correspondiente autorización de la Comisión de Garantía de Video-vigilancia de la Comunidad Autónoma, que se establece en la Ley de Vigilancia.

El equipo de Gobierno Municipal, según el PSOE de Oviedo, había manifestado siempre que las cámaras de video-vigilancia previstas en el casco histórico de la ciudad, tenían como único objetivo la ordenación y vigilancia del tráfico de Oviedo y todo ello a pesar de que la Ordenanza de Convivencia Ciudadana introduce un artículo que regula específicamente la video-vigilancia, como objeto de prueba en la comisión de faltas y delitos.

Por ello, los socialistas recuerdan que la utilización de cámaras de seguridad en la vía pública está específicamente regulada tanto en la Ley Orgánica 4/1997 del 4 de agosto como en el Reglamento que la desarrolla, recogido en el Real Decreto 596/ 99 del 16 de abril y en ambos, quedan claros los procedimientos para su autorización, así como la necesidad de salvaguardar el derecho a la intimidad de la ciudadanía.

 

FUENTE: www.20minutos.es