Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El 11 de mayo fue un día negro en Lorca. Dos terremotos de 5,1 y 4,5 grados en la escala de Richter, que provocaron nueve muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales, sacudieron la ciudad. Cinco días después, Lorca sigue acaparando el interés de todos con la aparición de un vídeo donde se muestran las imágenes grabadas por cámaras de seguridad del momento exacto en el que tenía lugar el terremoto.

Se trata de instantes de enorme desconcierto en los que se desata el pánico. Es el caso de unas personas a las que el temblor sorprendió en un bar y que huyen presas del miedo. O de las que el terremoto sorprendió haciendo la compra en el supermercado.

Sobrecoge, por último, ver las consecuencias del seísmo en una calle de Lorca, comprobar cómo los coches se mueven como si fueran de papel.

 

FUENTE: www.abc.es