Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Los portuenses que deseen tomar el autobús podrán consultar desde casa cuántos minutos faltan para que el vehículo pase por la parada más cercana. También podrán verlo en la propia marquesina, mediante un panel informativo, o con un cómodo mensaje de texto a su teléfono móvil. Los seis nuevos autobuses incorporarán monitores con información de servicio, entretenimiento, agenda y cuatro cámaras de seguridad para velar por la seguridad de los pasajeros. Estas son algunas de las herramientas con las que la nueva concesionaria del servicio Damas- Interbus pretende incrementar el número de usuarios hasta 300.000 más al año.

Los portuenses tendrán tres formas de conocer el tiempo de espera que les queda en la parada para tomar su autobús. Damas instalará paneles informativos en las diez más importantes de la ciudad que indicarán cuántos minutos quedan para cada línea. También, en otras tres paradas, habrá unos monolitos con información que los usuarios podrán obtener mediante sistema 'bluetooth', con sus teléfonos móviles, con los que además podrán pedir información en todas las paradas mediante el envío de un mensaje de texto que será respondido de inmediato con la información. Por otro lado, todas las marquesinas incorporarán cartelería nueva específica sobre los trayectos de las líneas a fin de que los usuarios tomen las opciones más ventajosas.

Los seis nuevos autobuses que se incorporarán a la flota incluirán dos pequeños monitores de información en su interior en los que todos los pasajeros podrán visualizar continuamente información sobre la ciudad, lugares de interés, temperatura, agenda cultural... así como un mapa con el trayecto que sigue el autobús parada por parada y el aviso acústico de su llegada a cada destino, algo especialmente útil para invidentes y personas mayores.


Con respecto a las cámaras de seguridad, que también traerán los nuevos vehículos con un coste aproximado de 6.000 euros, habrá tres interiores, y una cuarta exterior. Todo lo que suceda en el interior del autobús podrá ser visto desde la central de Damas y desde la jefatura de la Policía Local. Del mismo modo, la cámara exterior será muy útil para alertar sobre accidentes de tráfico, atropellos, colisiones... o para conocer el estado de la circulación, atascos, etc. 

El alma de todos estos mecanismos es el SAE -Sistema de Ayuda a la Explotación- que con un coste de 138.000 euros, aproximadamente, está integrado por un conjunto de GPS, GPRS y otros sistemas instalados en el propio autobús que obtienen en tiempo real toda la información que se envía a la central. Y de ahí, a las pantallas de información de las marquesinas, los monolitos para 'bluetooth' y los sms para móviles.

 

FUENTE: www.lavozdigital.es