Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La ciudad de Valladolid protegerá con cámaras de seguridad el entorno de sus principales monumentos para evitar actuaciones vandálicas en forma de pintadas u otro tipo de agresiones, según explicó ayer el alcalde en funciones, Francisco Javier León de la Riva (PP). «Tan sólo se trata de prevenir, que es algo que únicamente le tiene que producir inquietud a los delincuentes», precisó el regidor respecto a posibles conflictos con el derecho a la intimidad de ciudadanos y visitantes.

Las plazas de San Pablo y de Santa María de la Antigua, así como las zonas aledañas a la Catedral, al Museo Colegio de San Gregorio, Teatro Calderón y Academia de Caballería son los lugares elegidos para la próxima instalación de cámaras urbanas de vigilancia, con el correspondiente permiso de las autoridades gubernativa y judicial. La Delegación del Gobierno recibirá en breve este nuevo despliegue de vigilancia con el fin de ajustarse a la legalidad vigente, manifestó León de la Riva acerca de una estrategia contra el vandalismo que tiene en la actualidad sendas pruebas experimentales en las plazas del Milenio y de las Ciudades Hermanas.

«Espero que no haya especiales dificultades», insistió sobre un sistema de vigilancia que desde hace tiempo opera en los autobuses urbanos «sin que los viajeros se sientan especialmente molestos».

El alcalde lamentó, por otro lado, los destrozos ocasionados en el recientemente inaugurado Puente de Santa Teresa, así como las pintadas vandálicas que lucen en su estructura, informa Efe.

FUENTE: www.abc.es