Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

TOLEDO. El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page se ha comprometido a abordar en la próxima Corporación un plan de seguridad integral del  Polígono industrial de la ciudad, en el que intentarán "que todas las administraciones colaboren y también que colaboren los propios empresarios".

"Me comprometo a tirar de ese carro desde el punto de vista político", ha destacado el primer edil, que ha indicado que ese plan integral se basará en tres cosas, el mantenimiento de la seguridad pública, que el sistema de cerramiento futuro "no vaya en detrimento de la que cada local tiene que tener por su cuenta" y que todo el mundo "ponga al día las medidas de seguridad que privadamente tiene", ya que algunas "están de adorno".

Preguntado por los medios, tras inaugurar la segunda fase de la calle Río Marchés, García-Page también se ha referido al cerramiento del Polígono industrial y ha señalado que no tiene "ningún inconveniente en comprometer para la próxima Corporación el apoyo" que se pueda brindar, lo que no significa --ha especificado-- que el Ayuntamiento vaya a financiar íntegramente todo el proyecto. "Soy contrario a ese planteamiento, aunque hubiera dinero", ha dicho.

En este momento, el Consistorio tiene pendiente mantener distintos encuentros para "estudiar los pros y los contras", pero ha insistido en que los empresarios "tendrán que mojarse también en su propia seguridad, al menos para que tengan el mismo tratamiento que el resto de comerciantes y empresarios de la ciudad".

"No voy a hacer distinciones entre unos empresarios y otros y si hay algo que no vamos a plantear en ninguna zona de la ciudad es que los empresarios renuncien a su propia seguridad, que deben tener", y que "no se baje la guardia", ha declarado.

PROYECTO COMPLEJO

En este sentido, el presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono, Ángel García, presente en el acto, ha señalado que invertir en seguridad en este momento es "importantísimo" debido a los muchos robos que hay en la zona, aunque ha indicado que el proyecto de cerramiento del Polígono, al que ya ha dado "el visto bueno" la Policía Nacional y Subdelegación del Gobierno es "muy complejo".

"Estamos en fase de acoplamiento de dicho proyecto", en una fase en la que se le está dando a conocer a las empresas y "espero que esto va a llegar a buen puerto y al final se podrá acometer", ha precisado, negándose a ofrecer una cuantía sobre sus costes porque "todavía está abierto y quedan muchos flecos por retocar; esto es un juego de dominó donde hay que adaptar muchas fichas".

García, ha reconocido que la intención de la asociación es que la infraestructura total "sea pagada por las instituciones que corresponda" bien sea la Junta, la Diputación o el Ayuntamiento, y que la zona de mantenimiento lo paguen todas las empresas instaladas. No obstante, ha insistido en que el proyecto está abierto "y tendremos que retocar muchas cosas".

El cerramiento se llevaría a cabo, según ha explicado el responsable de la Asociación de Empresarios del Polígono, a través de la instalación de pilonas --como las que existen en el Casco Histórico-- en las entradas a la zona industrial. Estas pilonas se mantendrían bajadas por el día y por la noche cerradas.

Además, se instalarían una cámaras para controlar el tráfico que entra y sale por la noche, junto a otras cámaras que estarían repartidas por la calle principal del Polígono y en otros puntos, que todavía se están concretando. Solamente una entrada al Polígono quedaría abierta, controlada por una cámara y vigilancia privada, aunque se está estudiando tanto cuál va a ser esa entrada como el horario de cierre.

 

FUENTE: www.europapress.es