Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

A partir de la tarde del lunes, municipios, empresas y el Gobierno intensificarán una serie de medidas de seguridad —que ya se iniciaron hace un par de días— con el fin de evitar desmanes producto de la conmemoración de “Día del Joven Combatiente”, que recuerda mañana el 26° aniversario de la muerte de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo en Villa Francia (Estación Central).

La fecha históricamente ha sido considerada “conflictiva” en términos de orden público, por lo que el Gobierno (a través de la Intendencia Metropolitana) coordinó una serie de acciones con ambas policías, la Onemi, transporte, empresas de servicios básicos y los doce municipios donde se ubican los mayores focos de desorden, los que serán monitoreados a partir de la tarde del lunes.

La estrategia de seguridad se concentrará en prevenir los desmanes, medida que el año pasado permitió reducir el nivel de violencia en las calles, al punto de convertirse en el más tranquilo de la última década.
Este año la instrucción fue clara: “limpiar” las calles para eliminar todo elemento que pueda ser usado como proyectil o para barricadas.

La Intendencia también convocó a una reunión a cadenas de supermercados, bancos, farmacias y distribuidoras de bencinas con ambas policías. A ellos se les entregó un número telefónico directo al cual llamar ante cualquier emergencia.

El operativo contempla “el copamiento policial” a partir de esta tarde de los lugares que fueron identificados como conflictivos y se dispuso vigilancia directa en los locales comerciales que históricamente son atacados en estas fechas. Para ello se reforzará el personal con carabineros de los últimos años de ambas escuelas (oficiales y suboficiales).

El alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, sostuvo que “estamos retirando todo lo que pueda ser usado como proyectil y se reforzará la vigilancia en puntos estratégicos como el casco histórico, bancos y centros comerciales”. Agregó que además están pendientes ante la posibilidad de cualquier manifestación programada o espontánea, y “esta tarde aumentará fuerte la vigilancia policial hasta el miércoles en la mañana”.

Alcaldes toman medidas

En Huechuraba el interior de la población La Pincoya ya está siendo monitoreado gracias a 22 cámaras de seguridad infrarrojas que se instalaron en el lugar, dijo la alcaldesa de esa comuna, Carola Plaza. “Esto nos permite primero hacer un trabajo importante de disuasión, pero también de identificación, porque cada cámara tiene un alcance de 200 metros, y monitorearán las 24 horas del día”, dijo. Además, se incrementará la presencia policial con personal de Fuerzas Especiales.

El alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado, agregó que desde hace varias semanas se aumentó en forma gradual la presencia policial en la Villa Francia y avenida 5 de Abril, “y hemos trabajado con la comunidad de esos lugares para decirles que pueden manifestarse, pero de forma pacífica. Sabemos que habrá actos y velatones, pero deben ser con tranquilidad”.

Agregó que a partir de esta noche “habrá fuerte presencia policial en la zona, más patrullajes y cámaras de tele vigilancia, especialmente cuando se desarrollen los actos, que serán mañana a partir de las 20 horas”.
En la Universidad Católica decidieron cerrar la sede central de Alameda a las 17 horas.

Plan de Chilectra

Mientras, Chilectra informó que a partir de las 15 horas del lunes implementaría un plan de contingencia hasta el miércoles 30 de marzo con el fin de evitar cortes de luz.

Para ello monitorearán las redes a través de patrullas, especialmente en las zonas conflictivas (Av. Grecia con Tobalaba, Villa Francia, Población La Victoria, La Pincoya y Santa Rosa con Uruguay, entre otras).

Chilectra recomendó tener a mano linternas, pilas y velas por eventuales cortes del servicio.

FUENTE: www.lasegunda.com