Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Nueva Asociación de Vecinos de la Drova, en Barx, exige la colocación de cámaras de videovigilancia públicas como medida para atajar la oleada de robos que, según manifestaron en un comunicado, están sufriendo los vecinos de esta urbanización en los últimos cinco meses. 

Recientemente se desarticuló una banda que se dedicaba a robar en los chalés. En marzo, el alcalde de Barx, Miguel Miñana, informó de un aumento de la vigilancia por parte de patrullas de la Guardia Civil y se comenzó un servicio de dos controladores nocturnos municipales. 

A pesar de ello, los robos se han seguido produciendo, denuncian los vecinos de este distrito, donde hay numerosos chalés dispersos, “incluso con mayor frecuencia y descaro, incrementando todavía más la sensación de impunidad con la que actúan estos delincuentes, y creando una gran alarma social y sensación de inseguridad entre los vecinos”. 

Por ello, la asociación, “ante la escasa efectividad mostrada por las medidas adoptadas hasta la fecha”, reclama incrementar los recursos de la Guardia Civil, además de la instalación de cámaras de seguridad, especialmente en las dos entradas de la urbanización. 

La asociación se ofrece a colaborar en cualquier iniciativa y propone otras soluciones, como la mejora del alumbrado o instaurar la Policía Local de Barx, aunque tenga que mancomunarse con otros municipios.

FUENTE: www.saforguia.com