Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Un joven encapuchado accedió ayer a las instalaciones de Onda Algeciras Televisión (OATV) y destrozó parte del mobiliario y material electrónico de las dependencias del medio municipal. En total, tal y como apuntaron desde la propia entidad, los daños materiales superarían los 100.000 euros; ya que el sujeto rompió varias cámaras de televisión (dos de ellas con un valor cercano a los 42.000 euros cada una), monitores, mesas y el decorado.

Según pudo saber este periódico, el asaltante -de 21 años de edad- padece esquizofrenia y la familia presentará hoy a las fuerzas de seguridad la documentación pertinente que avala que tiene dicha enfermedad. Además, las fuentes consultadas por Europa Sur aseguraron que el ataque se produjo ahora a raíz de un comentario que el joven escuchó hace dos años en la televisión local y que creyó que suponía un ataque contra su persona. Aunque, ante tal desfase temporal, las autoridades desconocen cuáles fueron las palabras exactas que dieron lugar a su reacción de ayer. Y, de hecho, el propio sujeto dijo que no recordaba las declaraciones concretas que le llevaron a destrozar las instalaciones.

Los hechos ocurrieron sobre las 11:00 horas, cuando el individuo irrumpió en el interior de OATV tras forzar una entrada que permanece siempre cerrada. Así, tal y como recalcó la concejala de Medios de Comunicación del Ayuntamiento de Algeciras, Carmen Mayordomo, el joven golpeó la puerta hasta romper el pestillo. "Entrando a continuación en el set de grabación, donde se encontraba un grupo de 15 escolares que visitaban en ese momento las dependencias de la emisora", apostilló la dirigente consistorial. Y es que cerca de 160 niños del colegio Los Pinos de entre 3 y 5 años se hallaban en la sede de OATV cuando se produjeron los hechos. 

El joven -que llevaba una sudadera, una capucha y una braga que le tapaban el rostro, según indicaron los trabajadores del medio local- "sembró el terror" entre los presentes; y pateó y golpeó el mobiliario de los diferentes platós. En esos momentos, los empleados de la televisión que se encontraban en las instalaciones durante el incidente, tomaron a los menores y los pusieron a salvo.

El individuo se dio la fuga tras los hechos (que fueron recogidos por las cámaras de seguridad del enclave). Dos trabajadores de Onda Algeciras emprendieron entonces la persecución del asaltante, quien se quitó las prendas que ocultaban su rostro una vez salió a la calle. Los empleados de la emisora siguieron al joven durante varias calles de la ciudad y, a la vez, solicitaron ayuda a las fuerzas del orden para que intervinieran. La Policía Local y la Nacional pusieron en marcha un dispositivo especial, que acabó con la detención del sujeto por parte del cuerpo nacional de seguridad. El arresto del atacante -que iba indocumentado- se llevó a cabo en la avenida Virgen de la Palma, a la altura del paso elevado de la A-7. Posteriormente, los empleados de OATV acudieron a las dependencias policiales a prestar declaración y a narrar lo acontecido. 

Tras lo ocurrido, los profesionales de la televisión municipal emitieron "con relativa normalidad" el informativo de las 14:00 horas. Según apuntaron desde Onda Algeciras, los trabajadores montaron un improvisado plató y, durante el noticiario, realizaron un simulacro del ataque a sus instalaciones.

Paralelamente, desde el Ayuntamiento felicitaron a los empleados del medio. "Que en todo momento se preocuparon de proteger a los niños que visitaban el estudio y, además, antepusieron la seguridad de éstos a la suya propia", recalcó la concejala responsable del área, Carmen Mayordomo, quien rechazó y condenó de forma contundente "que haya todavía personas que utilicen la violencia".

Por su parte, los representantes consistoriales también agradecieron públicamente la labor desempeñada por la Policía Nacional y a la Policía Local. "Ya que su rápida intervención y su comportamiento ante este asalto, tuvo como consecuencia la inmediata detención del autor de los hechos", apuntaron desde el Gobierno local. En este sentido, la edil de Seguridad, Cristina Garrido, mantuvo un encuentro pasado el mediodía con Mayordomo para evaluar la situación. Garrido consideró muy positiva la colaboración entre las fuerzas de seguridad y matizó que la Policía Local cooperó en los trabajos de búsqueda y captura.

A su vez, la Policía Nacional descartó hacer declaraciones ayer y anunció que hoy enviarán a los distintos medios de comunicación de la ciudad una nota con más detallas de lo ocurrido.

 

FUENTE: www.diariodesevilla.es