Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Las asociaciones de madres y padres de los colegios La Ería y Santa Bárbara de Lugones y Celestino Montoto de Pola de Siero se reunieron recientemente con el alcalde, José Antonio Noval, para mostrarle su preocupación por los actos de vandalismo y delincuencia que, según aseguran, ocurren dentro de los recintos de sus escuelas: pintadas, restos de «botellón», hogueras o destrozos de instalaciones. En La Ería, recientemente, robaron material informático. 

Las asociaciones pidieron al regidor que tome medidas para solucionar los problemas. Solicitaron que se convoque la Junta de Seguridad y que se tomen medidas disuasivas como instalar cámaras de vigilancia de circuito cerrado en los centros, alarmas o mejorar la iluminación y, sobre todo y más efectiva, más vigilancia de los cuerpos de seguridad. El Alcalde se comprometió a intensificar la vigilancia, especialmente durante las noches del fin de semana.

 

FUENTE: www.lne.es