Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Anticorrupción investiga quién controlaba las imágenes grabadas por estos dispositivos

La juez de instrucción 10 ha citado, en calidad de imputado y para el próximo 7 de junio, al exconseller de Turismo por Unió Mallorquina (UM) Miquel Nadal, al que se investiga por varios presuntos delitos derivados de la instalación por el Inestur, un instituto de su Conselleria, de cámaras de vídeovigilancia en playas mallorquinas, tras los atentados de ETA de 2009. La fiscalía anticorrupción quiere aclarar si alguien controló las imágenes de bañistas y turistas captadas por las cámaras y si estos dispositivos siguen en funcionamiento.

El Inestur se dedicó, a finales del verano del 2009, a instalar "webcams" de vigilancia en playas mallorquinas. C.M.C., el jefe de informática de ese organismo, declaró, como encausado, que en Turismo surgieron los nervios, en pleno agosto, cuando recibieron la orden de Nadal de instalar cámaras "web" en zonas de costa.

La medida pretendía incrementar la seguridad de los turistas tras los atentados de ETA que, a finales de julio, se cobraron la vida de dos jóvenes guardias civiles en Calvià y causaron daños, y una considerable alarma, en varios locales de Palma días después.

De acuerdo con el técnico imputado, la Conselleria trató de encontrar, en un mes vacacional, instaladores de esos dispositivos. El declarante no especificó cuántas "webcams" había que habilitar, pero sí que explicó que las gestiones fueron inútiles, "dada la premura de tiempo" para la misión.

Los planes del Govern pasaban por habilitar la red de cámaras de vigilancia en tan solo una semana.

Ante la imposibilidad de contratar a empresas externas, el informático del Govern mantiene que Antoni Oliver (UM), gerente en esa época del Inestur y uno de los principales imputados en el caso Voltor, le preguntó si él era capaz de cumplir la orden. C.M.C. mantiene que aceptó el reto y se dedicó a poner cámaras por hoteles de la isla apuntando a las playas. "Fui hotel por hotel colocando las cámaras durante una semana", explicó el declarante.

La fiscalía ha solicitado a la juez Abrines que impute también a Antoni Oliver y a Álvaro Llompart, el exjefe de contabilidad del Inestur. C.M.C. era un empleado contratado desde 2004 y admitió que facturó con sus empresas distintas cantidades al Inestur como compensación por la gran cantidad de trabajo que desarrollaba.El técnico del Govern cobró 5.846 euros por la instalación de las "webcams".

Los dispositivos fueron colocados junto a hoteles de Alcúdia; Playa de Palma; Palmanova; Cala D´Or y Cala Millor. El fiscal quiere aclarar también si el Govern contaba con permiso de la delegación de Gobierno para poner cámaras en zonas públicas, quién veía las imágenes, si éstas se almacenaban y si las "webcam" siguen funcionando.

Por otro lado, Anticorrupción está investigando si el también exconseller de Turismo con UM Francesc Buils usó tarjetas de crédito vinculadas a una cuenta corriente irregular abierta con fondos públicos en Banif. La jueza ha imputado en esa pieza separada a Oliver y Llompart, que declararán también el 7 de junio.

FUENTE: www.diariodemallorca.es