Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

 

La Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla (Facua) mantiene sus críticas al Plan de restricción del tráfico privado por el Centro y si yaanunció la irregularidad que supone que en los carteles no se especifiquen los recorridos permitidos, ayer puso en duda que el número de cámaras sea suficiente para que el sistema cuente con la seguridad jurídica adecuada. El secretario general de Facua Sevilla, Rubén Sánchez, dijo ayer que ya desde los primeros días de aplicación del plan se puede constatar que la iniciativa está resultando «desconcertante» para los usuarios, e incidió en que las multas pueden ser recurribles.

Sánchez señaló a E.P. que el funcionamiento, según el colectivo que representa, es «caótico», y que «visto lo visto desconocemos si lo que pretende Movilidad es que los ciudadanos estén menos de 45 minutos en el centro o poner multas a todo el que sea incapaz de ganar la “gymkhana” en la que han convertido el casco histórico». Subrayó lo «complicado» del sistema e incidió en la escasa cantidad de cámaras que hay «para las que realmente resultarían necesarias sin generar inseguridad jurídica a usuarios que podrían recibir multas sin saber por qué».

El secretario general de Facua Sevilla indicó que «nos gustaría que por parte de Movilidad se asumiera que hay ocasiones, por pocas que sean, en las que matemáticamente haya una posibilidad de que puedan cometer un pequeño o un gran error, y puede que ésta haya sido una de ellas». Por ello, instó al Ayuntamiento a «pararse a reflexionarlo en lugar de responder automáticamente planteando que todo aquel que critica es el enemigo». «En su momento planteamos que nos gustaría participar en el plan, que consideramos aún no es el momento para implantar, pero que ya que se ha hecho hay que hacerlo bien», argumentó, recordando que «la única mano tendida del Gobierno municipal ha sido el compromiso de crear una mesa de análisis sobre el funcionamiento del plan en la que nos da la sensación que sólo se buscó tenernos callados».

Sánchez reivindicó que la asociación es «libre de posicionarse como entienda oportuno» y señaló que Movilidad y el Gobierno actual «no pueden arrogarse en exclusividad las ideas progresistas de la ciudad».«Lo que realmente ha desconcertado a esta Delegación es que con nuestra organización no puede jugar a las marionetas, pues en Facua va a tener siempre una institución que va a apoyar lo que considere que debe apoyar y criticará lo que crea que deba criticar, pues somos independientes de su partido y de cualquier otro», apostilló.

 Movilidad no habla de las sanciones. La Delegación de Movilidad no facilitó ayer a ABC los datos sobre las sanciones que se han puesto tras la entrada en marcha del Plan Centro y se limitó a responder que el sistema «está funcionando con normalidad» y que la presencia de agentes es la habitual con motivo de la ejecución del Plan de Navidad en los distintos accesos al Casco Histórico de la ciudad, donde no informan «puesto que el periodo informativo ya concluyó».

 Movilidad cifró en un 12% el porcentaje de reducción de vehículos en el Casco Histórico de la ciudad con motivo de la puesta en marcha del plan de regulación y ordenación viaria del Centro, aunque dijo que su objetivo es reducir el tráfico hasta en un 30%.

Además, el Gobierno local aseguró que existe transporte público suficiente para atender las necesidades de los ciudadanos para llegar al Centro.

 

FUENTE: www.abcdesevilla.es