Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Las instalaciones de la Cooperativa de Transportes de La Bañeza fueron objeto de un robo ocurrido en la noche del sábado al domingo, en el que el botín fue «algo de cambio», según informaron ayer fuentes de la sociedad. Sin embargo, el suceso tiene interés por el modo en el que se produjo, ya que los asaltantes habían construido con troncos una escalera con el fin de alcanzar los dispositivos de seguridad del recinto.

Al parecer, según explicaron desde la cooperativa, lo ladrones entraron por un camino procedente de la zona del río y, una vez en el interior del recinto en el que se aparcan los vehículos y se encuentra un surtidor de gasoil y una nave para reparaciones, giraron las cámaras de seguridad hacia arriba antes de entrar en su ángulo de visión. Además, cortaron la conexión telefónica, pensando quizá que, de esta manera, anulaban la alarma. Posteriormente, arrancaron el dispositivo de ésta que se encontraba a unos tres metros del suelo con ayuda de un andamio que se utiliza para la reparación de las lonas de los camiones.

Una vez terminados los preparativos, los asaltantes comenzaron a trabajar con un pico en su entrada en las oficinas de la cooperativa, para lo que arrancaron una verja y el marco de una ventana con esta herramienta. Una vez dentro del local, vaciaron todos los cajones en busca de dinero y destrozaron una máquina de café, cuya recaudación añadieron al exiguo botín encontrado.

Pese a las precauciones que habían tomado los ladrones para tratar de no ser detectado, la alarma detectó su presencia en la oficina y, pese a que no sonó en la calle tras el destrozo del dispositivo, si alertó a la empresa que la gestiona, desde donde se avisó a la Guardia Civil y a los responsables de la cooperativa, que se personaron en el lugar de los hechos. Sin embargo, la rapidez con la que efectuaron su registro de las oficinas permitió a los malhechores huir antes de que los agentes llegaran al lugar del suceso. El incidente se saldó con más daños materiales que botín y con unas oficinas completamente desordenadas.

 

FUENTE: diariodeleon.es