Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Policía Nacional ha detectado en Pontevedra a un grupo organizado itinerante de ladrones rumanos. En principio, ha sido identificados cuatro integrantes, uno de los cuales, S.I.D., de 21 años, fue detenido y ayer quedó en libertad con cargos.

Con respecto a los otros tres -I.M.B., de 29 años; C.L., de 40; y A.M.A., de 29-, están siendo buscados por todo el territorio nacional.

A diferencia de otras bandas que han actuado en la comarca, esta se ha especializado en un peculiar modo de asalto y que en argot se de denomina encalomo. El modus operandi que utilizaron para robar el pasado 1 de marzo en un salón recreativo de Loureiro Crespo consistió en que una de las mujeres se ocultó en el falso techo de los lavabos del local.

Allí permaneció hasta que este cerró sus puertas, momento en el que la sospechosa se limitó a abrir la puerta principal a sus compinches. Y el robo se consumó con total tranquilidad.

De hecho, no fue descubierto hasta que al día siguiente una empleada comprobó que habían volado 21.000 euros del dinero que guardaban las máquinas tragaperras y otros elementos de juego del local.

Si en un primer momento la brigada científica de Comisaría determinó que en el robo participaron, al menos, tres personas, posteriormente el visionado de las cámaras de seguridad permitió determinar que C.L. y A.M.A. habían visitado el negocio para los actos preparatorios.

Todo parece indicar que se les puede observar controlando la posición de las cámaras o las vías de entrada y salida.

Apenas veinticuatro horas después de consumarse el robo, la labor policial dio sus frutos y se detuvo a S.I.D. Acto seguido, los agentes se dirigieron al piso en el que residía en régimen de alquiler, pero el resto ya había abandonado la ciudad.

Se cree que parte del grupo también participó en el robo a una cafetería de la avenida de A Coruña el 21 de febrero.

FUENTE: www.lavozdegalicia.es