Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Las denuncias vecinales permitieron a la Policía Nacional desarticular un punto de venta de estupefacientes en la parroquia de Bembrive. El lugar se encontraba en el interior de un bar, donde los agentes encontraron varias dosis de droga así como dinero en efectivo. 

El local contaba con un complejo sistema de seguridad para controlar a todos los que entraban y salían del establecimiento que incluía una cámara que enfocaba la puerta y un timbre al que era necesario llamar para poder entrar. 
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Vigo detuvieron a una pareja y un joven como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.
Los dos primeros son los propietarios del bar situado en la parroquia de Bembrive, concretamente en el camino de San Cibrao, donde supuestamente se realizaban los 'trapicheos'. El tercer detenido era el camarero del establecimiento. 
La Policía tuvo conocimiento de que en este bar, que cuenta con una cámara de seguridad en la puerta y un timbre para el acceso a su interior como medidas de seguridad y control de los clientes que entran, era un lugar de compraventa de estupefacientes, por lo que se estableció un operativo policial para comprobarlo.
Los funcionarios policiales de paisano lograron entrar en el establecimiento e identificaron al camarero y a los clientes que se encontraban en el interior, entre los que intervinieron varias dosis de cocaína, de marihuana y de hachís. 
Asimismo, en el registro del local encontraron más droga y varios monederos con diversas cantidades en efectivo. La droga fue intervenida en diversos puntos del bar, incluyendo en la cocina, donde estaban algunas bolsitas de esta sustancia.
En total, se incautaron de 28 dosis de cocaína, 5,2 gramos de marihuana, cuatro gramos de hachís y 215 euros; y se procedió a la detención de R.R.G., de 35 años de edad y sin antecedentes policiales; J.G.B., de 25 años, con dos detenciones anteriores; y la joven S.R.D., de 27 años de edad y con un antecedente policial. Todos los arrestados ya prestaron declaración en la Comisaría y ya pasaron a disposición del juzgado en funciones de guardia.

FUENTE:   www.atlantico.net