Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Los asaltantes, en tiempo récord, se llevaron con ellos más de dos millones de pesos.

Corresponsalía Rosario

Un asalto se produjo ayer a las 16.15 en la sede central de Credicoop en pleno centro de Rosario.

Sin lastimar ni herir a nadie, los ladrones se llevaron ocho bolsas con un total de 2.185.000 pesos y 130 mil dólares.

En menos de dos minutos, una banda integrada por cinco asaltantes fuertemente armados y a cara descubierta robó el banco Credicoop, ubicado en Santa Fe al 1000, pleno centro de Rosario, de donde se llevaron en plena siesta 2,7 millones de pesos.

El asalto se concretó a las 16.15, cuando el agente de seguridad privada le abrió la puerta a una moza de un bar de la zona, que llevaba un café para un empleado.

En ese instante, tres personas que estaban en los cajeros electrónicos y que aparentaban realizar operaciones se abalanzaron sobre el vigilador y, bajo amenazas y empujones, entraron en la sucursal 288, ubicada en Santa Fe 1056.

Sin importarles demasiado quedar registrados por las cámaras de seguridad (uno de los elementos más importantes para la pesquisa), los ladrones se movieron dentro de la entidad financiera con premura y precisión.

El policía que estaba en la torre de seguridad dio la alarma pero no pudo evitar el hecho, porque esa es la lógica de ese puesto de seguridad, explicaron fuentes policiales.

Tras reducir al empleado de seguridad privada, uno de los ladrones se quedó en la puerta interna del banco y los otros dos se dirigieron al sector del tesoro, situado en el fondo del local.

El tesoro es un área dividida con rejas y al que sólo se puede acceder con una clave de seguridad.

Pero los asaltantes no tuvieron que realizar ninguna maniobra sofisticada dentro de la entidad. Sólo bastó con que uno de los hombres le pegara una patada a una puerta de madera a la que se accede a una sala pequeña, anterior al tesoro. Allí estaba todo el dinero que unos segundos después se llevaron.

Los ladrones cargaron ocho sacas con dinero que todavía no había ingresado al tesoro y huyeron a toda velocidad.

Las bolsas contenían un total de 2.185.000 pesos y 130 mil dólares. Según indicó el jefe de la Unidad Regional II, Cristian Sola, los asaltantes escaparon en un auto de alta gama. Se presume que es un VW Bora gris que los esperaba en la puerta.

El comisario Sola confirmó que los asaltantes estuvieron un minuto y treinta segundos en el interior de la casa central que el Credicoop posee en Rosario. “Las imágenes dicen eso. Y desde que entró la llamada al 911, hasta que llegó la primer respuesta, que fue un oficial en moto, pasaron tres minutos, pero ya se habían ido”, remarcó.

“La mayoría de los empleados se enteró cuando llegamos; nadie fue herido ni tomado como rehén”, dijo un vocero policial.

“Algunos estaban comiendo en el primer piso y los que estaban detrás de las cajas no vieron qué fue lo que pasó. Sí vieron entrar y salir en poco tiempo la silueta de una persona, pero nada más”, agregó la fuente.

“Lo primero que quiero hacer es darle tranquilidad a los clientes porque las cajas de seguridad de la entidad no fueron violentadas, ni atacadas. Sólo se llevaron el dinero del tesoro”, aseguró a la prensa

Nadie herido

Alfredo Foradori, gerente zonal del banco Credicoop, aclaró que el sector donde están los cofres privados no fue visitado por los delincuentes “porque se cierra automáticamente a las 15 horas, cuando termina el horario de atención al público”.

Foradori explicó que no vio lo que pasó porque estaba en su oficina del primer piso y todo el movimiento de los ladrones se concentró en la planta baja.

Sin embargo, admitió que “fueron tres delincuentes jóvenes, de unos 30 años y armados los que entraron” a la sucursal, y que afortunadamente “ningún empleado sufrió violencia más allá del agente de seguridad privada y el propio shock que el hecho provocó” en los trabajadores.

El gerente del banco sostuvo que “da la sensación de que el golpe tuvo algún tipo de inteligencia previa” ya que los asaltantes “fueron directamente a ese lugar, no se acercaron a las cajas ni a ningún otro lado”.

Y agregó que “seguramente era gente que contaba con información muy precisa”. Foradori advirtió además que “la plata que se llevaron los ladrones es la habitual que suele tener el banco, no había dinero extra ni se hizo alguna operación importante que supusiera la existencia de más dinero”.

Frente al robo, el secretario general de la Bancaria, Jorge Rodríguez, destacó la falta de medidas de seguridad de la entidad.

 

FUENTE: www.ellitoral.comww.ellitoral.com