Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Esta historia está basada en hechos reales, y te podría pasar a ti, señor/a lector/a. Un día de sábado me dirigí al Centro Comercial Ciudad de Elche de El Corte Inglés. Estacioné mi vehículo en una plaza de su parking, y cuando volví de hacer mis compras me habían dañado considerablemente mi vehículo , probablemente por otro vehículo de un ciudadano incívico que ni tan siquiera dejó sus datos para que los seguros se pusieran de acuerdo. Comentar que realicé la pertinente hoja de reclamación ante Atención al Cliente de El Corte Inglés para dejar constancia de este incidente y llamé a Atestados de la Policía Local de Elche. Se personaron 3 agentes de la policía, realizaron diversas fotos y recogieron pruebas físicas del vehículo causante de los daños. Me facilitaron el numero de atestado y se personaron los vigilantes del parking y el segundo responsable de seguridad del mencionado centro, el cual indicó que solamente disponían de 2 cámaras a la entrada del parking y 3 de salida, y que ninguno de los vigilantes de seguridad vio nada ni disponen de cámaras de seguridad en el interior del parking. Se acordó entre los agentes de policía y el segundo responsable de seguridad del centro comercial que visualizarían las cámaras de salida del parking y se pondrían en contacto conmigo y con la policía.

Llego el lunes para hablar con el responsable de seguridad del centro comercial, y me comenta que por la carga de trabajo no han podido visualizar las cintas, pero que se compromete a ello. Me dice en todo momento que El Corte Inglés no sé hace cargo de este incidente, que una vez peritado los daños por mi compañía de Seguros asciende a 929,49 euros, y que ellos no disponen de ningún seguro que cubran estos incidentes.

Conclusión: dejar el vehículo en el parking de El Corte Inglés de Ciudad de Elche, es como dejarlo en la calle.

 

FUENTE: www.laverdad.es