Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La informática tiene multitud de aplicaciones en todos los ámbitos, entre ellos el de la seguridad. De hecho, el grupo de investigación de visión artificial y robótica, integrado en el 'Louise', de interacción con el usuario e ingeniería de Software, está llevando a cabo un proyecto con una empresa del sector, Secisa, con nuevas aplicaciones de seguridad basándose en la utilización de cámaras de todo tipo, infrarrojas, térmicas, gran angulares, wifi... Con esas cámaras se pretende realizar una especial vigilancia en lugares más sensibles y detectar si alguien accede a esas zonas, permanece más tiempo del establecido «e incluso si alguien sigue a alguien, o si alguien se aproxima a otra persona que está sacando dinero en un cajero», explica el investigador José Carlos Castillo.

El grupo también trabaja en materia de robótica (trabajó con Movirobotics) e incluso creó sus propios prototipos de robots para aplicaciones de seguridad. Precisamente este grupo ha presentado una patente del sistema de detección de humanos con cámaras infrarrojas ubicadas sobre robot móvil.

En sus investigaciones utilizan sistemas parecidos a los de la Kinect de la consola Xbox, «pero mucho más sofisticado porque tiene mucha más precisión», y que se utilizó para un proyecto de localización. De hecho, se instaló en uno de los robots «que veía en tres dimensiones lo que tenía delante» y con ello podría construir un mapa.

Pero no es el único proyecto en el que trabajan ya que desarrollan otro de reconocimiento óptico de carácteres con la empresa Logic para aplicaciones agrícolas.

Además, están trabajando con una empresa del sector de la geriatría ubicada en Madrid para desarrollar una aplicación que permita, mediante la visión artificial, conocer si alguno de los usuarios de esas residencias de ancianos, ha sufrido algún percance para poder lanzar un aviso, aunque el desarrollo de esa parte corresponde a otra empresa «porque hoy en día todo el mundo está especializado», admite el director del grupo Antonio Fernández.

«Queremos hacer cosas útiles para que las empresas las comercialicen y hagan crecer la Región», admite el director del proyecto.

«Aplicamos conocimientos y algoritmos propios que hemos ido trabajando durante quince años de investigación en materia de visión artificial y se van adaptando a las necesidades de los clientes», concluye Antonio Fernández.

Su grupo liderará el laboratorio de visión artificial que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha pretende implantar en el edificio del Instituto de Desarrollo Industrial ubicado en el Parque Científico y Tecnológico de Albacete. Allí se tratará de realizar investigación aplicada para transferir los conocimientos al tejido empresarial de Castilla-La Mancha.

 

FUENTE: www.laverdad.es