Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

LOS DATOS DEBERÁN SER BORRADOS después
Interior guardará dos años las multas por desórdenes para controlar a los infractores


El Ministerio del Interior ha conseguido vía libre para almacenar en una base de datos todas las infracciones derivadas del incumplimiento de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, una de las medidas a las que el departamento de Jorge Fernández Díaz ha dedicado más tiempo y recursos. El propio proyecto de ley que aprobará este viernes el Consejo de Ministros, destinado a sustituir la normativa que desde 1992 regula la persecución de los comportamientos incívicos y los desórdenes públicos, incluye en su articulado la creación de este fichero, que aportará valiosa información a los agentes de las Fuerzas de Seguridad y permitirá controlar a los infractores.

La actual legislación sobre seguridad ciudadana no tenía en cuenta la acumulación de expedientes sobre una misma persona, pero la nueva normativa pretende que las multas sean mayores si el infractor tiene antecedentes por hechos similares. El nuevo Registro Central de Infracciones, el nombre oficial que recibirá la base de datos, se encargará de contabilizar las sanciones y elevar su cuantía económica en caso de multirreincidencia.

Interior pretendía que la información del fichero pudiera ser utilizada para obtener datos adicionales sobre detenidos o sospechosos en el marco de otras investigaciones, aunque estas no tuvieran nada que ver con la Ley de Seguridad Ciudadana. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), uno de los cuatros órganos consultivos que han revisado la iniciativa, ha dado su visto bueno a la creación del fichero, pero ha limitado su uso, concluyendo que sólo puede ser consultado para comprobar la multirreincidencia de los infractores. Sin embargo, el Consejo de Estado, que también se ha pronunciado sobre la norma, ha sido más laxo en la regulación de la base de datos y ha resuelto que podrá ser utilizada para otros fines. Por ejemplo, considera que las autoridades deben tener acceso al fichero para comprobar los antecedentes de una persona que solicite una licencia de armas. Interior aprovechará estas discrepancias para hacer un uso más amplio del registro.

Acceso restringido

Fuentes consultadas cercanas al proyecto de ley aseguran que sólo se podrá acceder a la base de datos desde las sedes del Ministerio del Interior y en las Delegaciones del Gobierno de cada comunidad autónoma. Estos organismos, que tienen la potestad sancionadora de la Ley de Seguridad Ciudadana, serán también los encargados de actualizar su información.

Leer Noticia completa

 

FUENTE:el confidencial