Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El gigante buscador de Internet Google quebrantó las leyes de Reino Unido al recolectar correos electrónicos y direcciones y contraseñas de Internet mientras recopilaba información para su servicio de mapas ‘Street View’, informó el miércoles el Comisario de Información de Reino Unido Christopher Graham.

Sin embargo, el organismo encargado de conservar los derechos de información en Reino Unido afirmó que no multaría a Google, siempre y cuando cumpla con una auditoría de sus prácticas de protección de datos y se encargue de garantizar que esas infracciones no vuelvan a ocurrir.

Google se encuentra también bajo investigación en Italia, Francia, Alemania, España y Canadá por recopilar información indebida con sus coches equipados con tecnología WiFi por todo el mundo para captar imágenes para su servicio ‘Street View’.

Los investigadores federales de Estados Unidos dieron por finalizada una investigación parecida la pasada semana, indicando que la compañía había seguido los pasos necesarios para hacer frente a las preocupaciones sobre privacidad que se habían suscitado.

En un comunicado, Graham dijo: “Hubo una violación importante de la Ley de Protección de Datos cuando los coches de Google Street View recogieron información dentro de su actividad de callejeo vía WiFi en Reino Unido”.

”El comisario ha rechazado a los que pedían que se imponga una sanción monetaria, pero sigue firme en su decisión de tomar más medidas reglamentarias si (Google) no cumple plenamente con las peticiones”, agregó.

Graham dijo también que se estaba exigiendo a Google que eliminara la información tan pronto como sea posible. Añadió también que la policía había indicado que no seguiría con la propia investigación.

El asesor de privacidad de Google, Peter Fleischer, explicó en un comunicado: “Estamos profundamente arrepentidos por recopilar erróneamente información en Reino Unido a partir de redes inalámbricas”.

”No queríamos esos datos, nunca los hemos usado en ninguno de nuestros productos o servicios, y hemos buscado eliminarlos lo más rápido posible”, señaló.

Antes de que aparecieran estos últimos comunicados, Street View ya había provocado las quejas de muchas personas preocupadas porque las cámaras les captasen a ellos o a sus casas.

 

FUENTE: www.adslnet.es