Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Cualquier tipo de compañía posee abundantes datos personales de usuarios y consumidores de diversos y variados tipos de servicio o de consumo, desde la cuenta bancaria hasta la cantidad utilizada de energía eléctrica. Para muchas empresas, conocer edad, sexo, hábitos, incluso gustos preferentes de colores, de aficiones, y así hasta dónde la imaginación alcance, es un valioso instrumento para llegar a lo que llaman 'público objetivo'. Lo que para unas empresas es una herramienta de trabajo, para otras es una mercancía de compraventa, la llamada base de datos en la que figura desde el nombre del individuo hasta el número de zapatos que calza y de qué color son.

Así y según en qué manos caigan los datos de todos y cada uno de nosotros, lo cierto es que el usuario o consumidor queda a merced del empleo que les quieran dar. De ahí, que enfermedades, intervenciones quirúrgicas, medicación, son informaciones por las que ciertas empresas, unas con afán lucrativo y otras vaya usted a saber con qué intenciones, pagarían fortunas. Son los llamados en el argot 'datos sensibles'.

Con el objetivo de salvaguardar este tipo de información y el acceso a ella, el Servicio Andaluz de Salud ha implantado el 'Plan de Sensibilización', un conjunto de criterios a tener en cuenta por el personal sanitario y no sanitario del SAS en relación con el cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos. Los contenidos del Plan, distribuidos por perfiles profesionales, se centran en el cumplimiento de la citada Ley, la aplicación de medidas de seguridad, la Ley de Autonomía del Paciente y el conocimiento del manual del Empleado Público de la Junta de Andalucía en el uso de los sistemas informáticos y redes de comunicaciones.

Con este fin, el Área de Gestión Sanitaria Norte de Almería, a través de la Unidad de Formación Continuada, ha organizado ocho cursos de formación de Protección de Datos, de los que cuatro han sido impartidos recientemente en el Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa, mientras que los restantes serán aplicados en el Centro de Salud de Vélez Rubio y en el Centro de Salud de Cuevas del Almanzora los próximos días 19 y 20, respectivamente.

Obligaciones y responsabilidades del personal en materia de protección de datos y seguridad, consentimientos, incidencias, derechos de acceso, rectificación y cancelación, así como las principales figuras responsables del Fichero, de Seguridad y de la Aplicación, son algunos de los contenidos del curso que se complementa con casos prácticos relativos a: publicación de fotografías, acceso a los sistemas de información, publicación de un estudio epidemiológico, destrucción de documentos antiguos, envío de datos personales por correo electrónico y el ejercicio del derecho de rectificación de datos.

En tanto que el profesional y empleado del SAS debe conocer sus obligaciones y responsabilidades, los usuarios tienen el deber de conocer sus derechos o, al menos, de informarse correctamente. A modo de ejemplo, señalar que "los datos de carácter personal son propiedad de su titular, no de quien los custodia"; "el usuario tiene los derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición que puede ejercer en cualquier momento".

Fuente