Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

protección de datos

Unos padres se querellan por la publicación de la foto de su hijo menor en la web antivándalos

Pedirán a los Mossos que borren la imagen de la página

Los padres de un menor han presentado una querella criminal a la Audiencia Nacional contra los máximos responsables de los Mossos d'Esquadra y la Agencia Catalana de Protección de datos por la publicación de la fotografía de su hijo de 15 años en la página web delatora de vándalos que presuntamente participaron en los altercados del 29M.

Según ha informado a Europa Press su abogado, Josep Jover, la fotografía de este menor no ha sido borrada aún de la web, por lo que sus padres --de origen francés aunque él es español-- se presentarán en comisaría en los próximos días para solicitarlo, un procedimiento que ya utilizó la familia de otro joven menor de edad en abril.

"La gravedad del asunto radica en que ha sido colgada su fotografía para escarnio público, menoscabando su imagen y dignidad, y sin verificar siquiera indiciarimente si la persona es mayor o menor de edad", con lo que se ha vulnerado la legislación de protección del menor, detalla el texto.

Según han justificado fuentes de Interior a Europa Press, los Mossos no han retirado la imagen del chico de 15 años porque no se les ha notificado y desconocían que era menor, por lo que han avanzado que cuando reciban el aviso descolgaran la fotografía.

La querella, a la que ha tenido acceso Europa Press, es conjunta y la ha presentado esta familia junto a tres afectados más por la supuesta "falta de legalidad" en el uso de sus datos personales en escuchas telefónicas, denegaciones de acceso a la información que tienen sobre ellos que permanece en los archivos policiales y que puede vulnerar el derecho fundamental a la defensa.

Ello puede constituir, según la querella, delitos de utilización y recaudación indebida de datos de carácter personal y daños, falsedad en documentos oficiales y daños a la administración pública.

Uno de los querellantes solicitó a Interior acceder a los datos que tenían de él pero la Conselleria se lo denegó, comunicándole sólo las denuncias interpuestas sobre él por organizar supuestamente una manifestación ilegal, lo que "genera un grave perjuicio de su legítimo derecho de defensa".

Otro de los casos es el de una periodista acusada de hacerse pasar por agente de policía ante los Mossos, cuyo informe policial indica que se le había intervenido el teléfono, cuestión que hizo sin autorización judicial, según Jover.

Cuando la querellante intentó que se le permitiera el acceso a las llamadas le respondieron que "no se guarda ningún tipo de registro", reproduce el texto, por lo que también vio mermado su derecho de defensa.

FICHEROS NO REGISTRADOS

Según el letrado, la policía catalana está incumpliendo la legislación europea de protección de datos ya que dispone de ficheros automatizados de este tipo desde 2009 con datos de personas que han sido identificadas, sin que esta información se haya registrado en la Agencia Española de Protección de Datos ni en la autonómica, como dicta la ley.

Sin embargo, Interior ha contestado que estos ficheros están "completamente legalizados" como le corresponde a un cuerpo policial que trabaja con seriedad, desmintiendo así la acusación que recoge la querella.

FUENTE:Lainformacion.com