Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Acceso digital a información pública: los expertos critican un modelo ineficaz

Lo defendió así, durante la quinta sesión del 11º Congreso Notarial que ayer se clausuraba en Murcia, Valero Torrijos, profesor de Derecho Administrativo que denunció "una tradición cultural inexistente y un desarrollo legal insuficiente". Por ello, apeló a "un nuevo modelo de gestión documental", cuyos retos pasan por "adaptar las medidas de seguridad, crear una nueva cultura y disponibilidad de los medios, así como abordar una formación del personal administrativo".



Computación en nube

Señaló que "el gran desafío" es la protección de datos personales, e indicó que "hay ciertos tratamientos que no casan con lo dispuesto en la Ley Orgánica de Protección de Datos" que dan lugar a "una serie de incongruencias y problemas de tipo práctico que hay que sostener". Así, entre los retos de la Administración 2.0 está la llamada computación en nube, porque "a veces la Administración no puede controlar qué está pasando con la información de los ciudadanos".

A este extremo se refirió el notario Rodrigo Tena Arregui, que señaló que si bien el Registro contiene, en ocasiones, datos personales muy sensibles que no debería contener, como antecedentes penales, "no por ello su protección puede suponer un límite u obstáculo para el ejercicio de acceso del ciudadano a las bases de datos registrales".

Así, apostó por que el notario "no entregue la copia entera del Registro, sino una copia parcial que no contenga los datos personales sino sólo aquellos extremos inscribibles, de forma que no pueda suponer una amenaza a la calificación registral".

En esta línea, apeló a "una restricción máxima en el Registro de los datos personales no susceptibles de inscripción en el momento de volcar el Registro al soporte digital". Otra opción pasa por restringir el acceso de estos datos a funcionarios especializados. Señaló que la introducción de las nuevas tecnologías lleva otros riesgos como el de los ataques cibernéticos o el control del interés legítimo del solicitante que "tampoco pueden suponer un obstáculo".

Por su parte, Alonso Espinosa, catedrático de Derecho Mercantil, en relación ya a la telemática y el Derecho de sociedades, señaló que su incidencia en el sistema de documentación y transmisión electrónica de la posición jurídica del socio "ha sido un éxito rotundo".

Desde la perspectiva macroeconómica, indicó, "ha dado dinamización a los mercados de valores y ha permitido operaciones a tiempo real, mientras que desde el punto de vista jurídico privado, ha quedado probada su seguridad y eficacia del sistema -práctica ausencia de litigios después de más de 20 años de vigencia-".

Finalmente, el abogado Javier Cremades denunció que "las sociedades cotizadas en el formato actual constituyen unas estructuras inaptas para dar respuesta a los intereses de los accionistas minoritarios". No obstante, auguró un cambio "hacia un concepto de junta permanente en la medida en que el derecho a la información del accionista minoritario también es permanente", ya que las nuevas plataformas tecnológicas permitirán a los socios interactuar entre sí y con la propia sociedad

FUENTE:elEconomista.es