Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

movilidad Portavoz del PSOEPortavoz del BNGEU-Os Verdes La oposición apoyará la videovigilancia contra la doble fila si respeta la privacidad Piden que se aclare el modelo de gestión y se cumpla la ley de protección de datos


Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de A Coruña (PSOE, BNG e IU) consideran aceptable la propuesta del gobierno municipal para luchar contra la doble fila utilizando un sistema informático de videovigilancia que capte la matrícula de los infractores como paso previo a la sanción. De todas formas, su apoyo no es incondicional y pasa, de forma necesaria, por que el sistema garantice la privacidad de los ciudadanos y cumpla con la Ley de Protección de Datos.El grupo municipal socialista insiste en que esa debe ser la prioridad y pone en duda, no obstante, que la instalación de «tantas» cámaras de videovigilancia a lo largo de la ciudad (el gobierno local plantea su implantación en más de 14 tramos urbanos y vías) sea la mejor solución para los problemas de tráfico. En este sentido, la portavoz socialista, Mar Barcón, indicó que «es excesivo llenar la ciudad de cámaras como solución a los problemas de tráfico, porque para evitar la doble fila ya está el AVI». Desde el grupo municipal añadieron que la onda verde «o cualquier sistema complementario» no pueden sustituir al carril bus.
Desde el BNG indicaron que la propuesta del gobierno local es «positiva» aunque advierten que simplemente se trata de «un cambio de xestión do modelo actual, mais non do propio modelo». Reclaman que el modelo de gestión quede claro (temen que se privatice) y, en concreto, quien gestionará la videovigilancia para garantizar los derechos de la ciudadanía.
En este sentido insistieron en que el sistema debe garantizar la preservación de derechos fundamentales como la intimidad y debe reforzarse con el carril-bus a nivel general y con redes de transporte variadas a nivel superior. En esta línea, recuerdan que donde se implantaron sistemas similares se demostró que su eficacia dependió de priorizar el transporte público sobre el privado y de la interrelación con el transporte metropolitano. «Se non hai unha rede de transporte metropolitano, de pouco valen medidas como a proposta», advirtió el portavoz del grupo municipal socialista, Xosé Manuel Carril.Por otro lado, los nacionalistas proponen revisar la concesión de la ORA «para evitar que a nova ordenación supoña unha maior rendibilidade para a concesionaria e unha maior recadación de multas para o concello» y consideran que es necesario redistribuir las nuevas plazas de aparcamiento, de forma que aumenten las de residentes y las destinadas a las personas con discapacidad. «A proposta do goberno municipal contempla que das novas 244 plazas de aparcadoiro, case a metade, 155, sexan ORA. Só aumentan 20 para residentes e 1 para personas con discapacidade, cifras claramente insuficientes», indican.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, César Santiso, comentó que la iniciativa planteada por el gobierno local es «positiva, fundamental para la movilidad y aceptable para acabar con la doble fila». No obstante matizó que la medida debe ir acompañada de más aparcamientos en superficie o abaratamiento de los precios de los párking subterráneos así como una garantía para erradicar la doble fila ya que «en caso contrario sería nefasto para el transporte público». En cuanto a las cámaras de videovigilancia también concretó que estarían de acuerdo en su instalación si queda garantizado los derechos de los ciudadanos y se cumple la Ley de Protección de Datos.

«Es excesivo llenar la ciudad de cámaras, para evitar la doble fila ya está el AVI»Mar Barcón
«Se non hai unha rede de transporte metropolitano, de pouco valen medidas como a proposta»Xosé Manuel Carril
«Creo que la medida propuesta es positiva y aceptable para poder acabar con la doble fila»