Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Inspectores del departamento de Medio Ambiente del ayuntamiento de Andratx han intervenido junto a contenedores de basuras documentación en teoría confidencial de numerosos proyectos urbanísticos.

Varias cajas cargadas de una amplia variedad de documentos sobre planos constructivos, junto a cartas sin abrir, chequeras, álbumes de fotos y facturas, entre otra documentación, fueron depositadas junto a contenedores de basuras en pleno casco urbano de Andratx, vulnerando de esa forma la Ley Orgánica de Protección de Datos y varias ordenanzas municipales relativas al depósito de desechos. 

Los hechos se destaparon cuando diversos vecinos informaron al Consistorio de la localidad, que procedió a enviar al lugar de los un inspector de Medio Ambiente. El funcionario se percató allí de que las diferentes cajas estaban repletas de una gran cantidad de documentación, que incluía información acerca de un proyecto básico y de ejecución de derribo parcial, reforma y ampliación de edificio destinado a restaurante localizado en Calvià vila, y el de una vivienda unifamiliar aislada de la urbanización de s´Almudaina, del Port d´Andratx.

Pesquisas municipales

Los funcionarios efectuaron varias llamadas telefónicas a una de las empresas cuyo nombre aparecía con más frecuencia entre la documentación encontrada. Sin embargo, esta compañía, si bien se interesó por los detalles del hallazgo, también argumentó que no tenía nada que ver con las formas de desprenderse de esas pertenencias.

Entre las cajas en los contenedores de basura, también había una gran cantidad fotos que, junto al remitente de las cartas y los datos de diferentes facturas, podrían ser una pista para localizar al propietario y responsable de esta infracción. Vecinos indicaron que durante las últimas semanas en el mismo punto donde fue hallada la documentación también habían depositado muebles viejos sin dar previo aviso a la casa consistorial para que los retirara. Los residentes aseguran que están cansados de denunciar situaciones similares en pleno casco urbano.

FUENTE: www.diariodemallorca.es