Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Agencia Española de Protección de Datos decidió archivar la denuncia presentada por el Concello de Sarria contra el propietario del Mesón O Tapas por la colocación de cámaras en su local.

La denuncia había sido presentada por un peregrino en el Concello y especificaba que en el establecimiento existían cámaras de videovigilancia enfocadas a la vía pública.

El local está ubicado justo enfrente de la Casa Consistorial, por lo que se suponía que podían recoger imágenes tanto de la fachada principal del Concello como de la Praza da Constitución en la que este local tiene instaladas terrazas.

En el informe constatan que el denunciado cumple el deber de información al existir varios locales que advierten a los clientes de la existencia del sistema de vigilancia. Advierten también por la documentación gráfica aportada por el propietario del local que no existe ningún sistema de videovigilancia en el exterior. El sistema está debidamente registrado en el fichero de videovigilancia del Registro General de Protección de Datos.

Por todo ello, consideran que el sistema instalado en este establecimiento de Sarria cumple con todos los requisitos exigidos, por lo que manifiestas que no existe ningún tipo de infracción a la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Este dictamen fue valorado positivamente por el empresario, Manuel Rivera, quien manifestó que «queda completamente claro que el sistema cumple escrupulosamente con la normativa y que fue instalado únicamente con la finalidad de proporcionar seguridad al establecimiento, a los clientes y colaboradores».

Manuel Rivera aseguró que esta decisión es solo una prueba de que existe una campaña orquestada contra él desde el Concello. «Desconozco los motivos por los que me persiguen y acosan desde el Concello, pero este caso es solo una prueba más de que algo tienen contra mí y que intentan ponerme todas las trabas posibles para que realice con normalidad mi actividad industrial».

FUENTE: www.lavozdegalicia.es