Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El BNG de Cruces acusó ayer al gobierno local de incumplir la Lei de Protección de Datos al haber revisado, tal y como reconoció el edil de Comercio, José Luis Villaverde Gestal en el pleno del jueves, las alegaciones contra el vertedero de Camanzo. De esta forma, incide, al igual que hizo en la sesión, en solicitar la dimisión del regidor y de los concejales del gobierno que lo revisaron después de «que estiveran facendo labores de espionaxe».

Los nacionalistas apuntan a que al incumplimiento de la ley hay que añadir la falta de «principios éticos e de responsabilidade do cargo que ocupan». Recuerda que las alegaciones no iban dirigidas al Concello sino a otras administraciones. El Bloque entiende que esta actitud demuestra que, tras el proceso electoral, el grupo del PP volverá a ponerse del lado de los promotores.

FUENTE: www.lavozdegalicia.es