Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Al ojo que todo lo ve no se le escapa ni un detalle. Ni un movimiento extraño, ni una actitud incívica o delictiva. Lo capta todo. Las 16 cámaras de videovigilancia que empezaron a funcionar a principios del mes de agosto en Ciutat Vella han demostrado ser un sistema efectivo para luchar contra la delincuencia. Así lo confirman los primeros datos en posesión del Ayuntamiento de Barcelona que revelan que desde el 1 de agosto –día en que se puso en marcha el sistema– hasta el pasado 18 de octubre se detuvo en el territorio donde se instaló la videovigilancia a 184 personas, un 21,7% más respecto al mismo periodo del 2009.

El Plan de Gestión integral del tráfico en Puertollano, uno de los proyectos con cargo a los fondos FEIL 2010 que se ejecutan en la localidad y que tiene un presupuesto de 1 millón de €, entra su segunda fase consistente en la colocación física de los soportes donde se ubicarán 27 cámaras de videovigilancia.