Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Tallado de tarjetas: ¿en qué consiste esta forma de robo?

Cada vez son más los casos registrados por intento de fraude y de haber sido víctima de ello. Es curioso que todos los días nos enteremos sobre alguna estafa que afecta las finanzas personales de distintas personas.

Lo interesante sobre esta acción es el modo de operar de los delincuentes. Hay que señalar que los fraudes pueden ocurrir de muchas formas, una de ellas son los fraudes o robos a tarjetahabientes, esto puede pasar con tarjetas de débito o ahorro como con las de crédito.

Por ejemplo, los delitos para que las personas pierdan su dinero pueden ser con las ya conocidas llamadas telefónicas, en las que se hacen pasar por un asesor de tu banco o de alguna otra dependencia conocida para que les otorgues información confidencial.

Sin embargo, hay otras en las que el fraude o crimen ocurre de manera física. Es el caso del denominado tallado de tarjetas. De acuerdo con la condusef, a diferencia de las llamadas telefónicas este acto se realiza en cajeros automáticos.

robo tarjetas de credito cajeros

¿Cuál es la forma de operar?

En primer lugar, tienes que saber que los delicuentes alteran la ranura de la máquina donde insertas tu tarjeta, por lo que al introducirla no será reconocida por el cajero. Además, debes saber que normalmente es más de una persona quien comete este tipo fraude, haciéndose pasar por cuentahabientes, como si fueran al cajero para hacer una operación común o retiro.

Cuando estés en el cajero, y empieces a ver que tu tarjeta no responde, uno de ellos te dirá lo siguiente:

        1. Que el cajero automático no está funcionando. Al decirte que está fallando, tomará tu tarjeta argumentando que debes limpiarla o tallarla para que se pueda leer.

        2. Cuando tienen tu tarjeta, la reemplazan. Cuando les entregas tu tarjeta para que la 'limpien', aprovechan para cambiarla por otra, una falsa, por lo que se llevarán la tuya.

       3. Otro delincuente observará. Una vez que tu tarjeta fue cambiada, intentarás hacer tu operación en el cajero poniendo tu NIP, por lo que otro cómplice estará viéndote para saber tu número confidencial.

Cuando tu ya te diste cuenta que tu tarjeta no funciona, los delincuentes ya tienen tu tarjeta original y además el NIP.

Entonces, la recomendación es que cuando vayas al cajero y te llegues a encontrar en esta situación, al momento que se te acerquen para ayudarte sugiriéndote el tallado de tu tarjeta, en ese instante te debes retirar y después con mucho más calma puedes revisarla.

Puede ser que si te pasa esto al estar en el cajero, creas a los delincuentes porque es una situación común: a veces tratas de pagar algo en el super y si limpias el chip o la banda magnética del plástico, normalmente funciona después. Sin embargo, cuando se trata de tus tarjetas, lo más adecuado es que nadie las manipule si no eres tú.

Asi que debes tener mucho cuidado con tus tarjetas y datos confidenciales, pues cada vez surgen más mecanismos de operar por parte de estos delincuentes. 

Fuente: Mibolsillo