Detenido tras atracar una farmacia a punta de cuchillo

 

Detenido robo farmacia Ibiza

 

La Policía Nacional detuvo el pasado martes a un hombre tras atracar una farmacia de Ibiza a punta de cuchillo . 

Según ha indicado la Policía en una nota de prensa, la investigación se puso en marcha por parte de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) tras la denuncia que interpuso una de las empleadas de dicho establecimiento, ubicado en el barrio de Casas Baratas de Ibiza. 

Al parecer, y tal y como se muestran en las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, la empleada fue asaltada de manera sorpresiva por el presunto autor cuando se encontraba realizando su trabajo.

Dicho varón accedió al interior del local encapuchado y portando un cuchillo de grandes dimensiones, con el cual intimidó a la trabajadora para que esta le diera la recaudación y varios teléfonos móviles, pertenecientes a la citada trabajadora y a su compañera, que también se encontraba en el lugar de los hechos. Posteriormente, el hombre huyó a la carrera.

ANTECEDENTES EN IBIZA

Las pesquisas policiales llevaron a los agentes a comprobar gracias a que los establecimientos contaban con cámaras de seguridad y videovigilancia cómo el detenido había cometido sendos robos con violencia en otros establecimientos de diversas localidades de la isla de Ibiza, relacionando al mismo con dichos ilícitos ocurridos en fechas próximas a la del robo con violencia perpetrado en la farmacia.

Tras finalizar la investigación, agentes de Policía Nacional de Ibiza pudieron localizar y llevar a cabo la detención del presunto autor por el robo con violencia del establecimiento, el cual ya ha sido puesto a disposición judicial.

  

  Refuerza la seguridad de tu negocio o vivienda con TTCS

Visita nuestro apartado de productos, para conocer todas las soluciones de seguridad que TTCS te ofrece. O puedes llamarnos al 971607952, o pedirnos información por correo electrónico a nuestro email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..Tenemos soluciones de seguridad para cada tipo de cliente. 

 seguridad alarmas mallorca TTCS servicios de seguridad

#robosmallorca #alarmasmallorca #alarmasseguridadmallorca #videovigilanciaMallorca #ttcssolucionesdeseguridad 

¿Puedo poner una cámara oculta en casa?

Sí, pero cuando hay personas trabajando en el domicilio hay que cumplir una serie de condiciones

Hace dos años, una familia de Gijón despidió a su empleada doméstica tras comprobar que en la caja fuerte faltaba dinero y que la mujer había intentado abrirla después de que cambiaran la combinación. Tenían una prueba en principio irrefutable: una cámara oculta la pilló 'in fraganti'. Para su sorpresa, ella mostró su disconformidad presentando un recurso ante el Juzgado de lo Social y el Tribunal Superior de Justicia de Asturias le dio la razón: dado que no había sido informada de la posibilidad de ser grabada y en el domicilio no había ningún aviso sobre la presencia de sistemas de videovigilancia, las imágenes carecían de valor probatorio. O, lo que es lo mismo, el despido era improcedente y la familia debía pagar una indemnización de 5.900 euros. Para colmo, por esa misma razón tampoco prosperó la denuncia por robo interpuesta por la vía penal.

La facilidad con que hoy se puede colocar una cámara en casa no tiene su reflejo en los juzgados, donde no es siempre sencillo determinar si las pruebas obtenidas mediante su uso son admisibles o si, por el contrario, al margen de lo que demuestren, han de ser invalidadas por considerar que vulneran el derecho a la intimidad de los trabajadores. «Es una cuestión con muchos espacios grises, donde la casuística es muy amplia. En el caso de los despidos, hay que tener en cuenta además que la jurisdicción social es muy protrabajador, por lo que el empleador debe tener muy bien documentados los motivos por los que prescinde del empleado. Y con 'muy bien' queremos decir conforme a lo admitido por la ley», señala Iñaki Pariente de Prada, exdirector de la Agencia Vasca de Protección de Datos, profesor de Derecho Digital de la Universidad de Deusto y socio fundador del despacho Dayntic Legal.

De entrada, la colocación de cámaras de videovigilancia en el interior de nuestro hogar es libre, pero este principio ha de ser matizado cuando el domicilio es, además, el lugar de trabajo de otras personas. Tanto la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales como el Estatuto de los Trabajadores establecen que los empleadores pueden recurrir a estos medios «para el ejercicio de las funciones de control de los trabajadores» y lo hacen sin distinguir entre un entorno laboral ordinario y un domicilio particular.

Buscar el equilibrio

Pero eso no quiere decir que los empleados renuncien íntegramente a su privacidad. Es decir, hay que buscar el equilibrio entre ambos derechos y, para encontrarlo, se establecen unos requisitos que debe cumplir quien instale las cámaras. El primero impone que se tiene que informar al trabajador de la posibilidad de que sea grabado «con carácter previo y de forma expresa, clara y concisa» y que, además, se debe colocar un «dispositivo informativo» –puede ser un cartel– en un lugar suficientemente visible. Aquí ya encontramos uno de los espacios grises a los que hacía referencia Pariente de Prada.

«Puedes informar al empleado a través de un escrito –que tendría que firmar– o, incluso, por WhastApp, por lo que no debería de haber pegas para cumplir con esa parte. Pero, en cambio, nadie instala en su hogar un letrero que diga que se trata de una zona videovigilada», explica. Un matiz: lo que no exige la norma es indicar la ubicación exacta de las cámaras, por lo que emplear las que vienen camufladas en ositos de peluche, figuritas del Papa o cualquier otro inofensivo objeto decorativo es perfectamente legal.

En este punto, es básico comunicar al trabajador la finalidad para la que queremos contar con un sistema de videovigilancia. «No es lo mismo hacerlo para velar por la seguridad de los miembros de la familia o de los bienes que tengamos en casa que para cerciorarse de que los trabajadores realizan adecuadamente su labor. Si decimos que queremos garantizar la seguridad después no podremos utilizar las imágenes obtenidas para ningún otro fin», subraya el experto.

En cualquier caso, que haya que avisar no quiere decir que necesitemos el consentimiento del trabajador para instalar la cámara. «Si no está de acuerdo puede ejercitar sus derechos y denunciar, pero, de entrada, dónde y por qué se graba lo decide el empleador», afirma Pariente de Prada. Otra cosa que puede hacer es pedir explicaciones sobre el tratamiento y el almacenamiento de las imágenes y sobre las medidas de seguridad con que contamos para que no caigan en manos de terceros y, por ejemplo, se difundan en las redes sociales. Algo que, por ciento, no puede hacer tampoco el empleador bajo ningún concepto.

En su justa medida

El segundo requisito exige que la colocación de estos dispositivos se ajuste a criterios de «idoneidad, necesidad y proporcionalidad». «La ley dice que no podemos invadir de una forma excesiva la intimidad del trabajador. Pero eso lo único que deja claro es que hay un espacio de privacidad que debes respetar, pero la delimitación de ese espacio queda al criterio de cada quien. Parece obvio que no podemos poner doscientas cámaras por toda la casa para pretender verlo todo o que hay que dejar libre de videovigilancia el baño o la habitación donde el empleado se cambie de ropa, pero no hay un punto exacto para marcar lo que es permisible y lo que no, por lo que también depende de la interpretación del tribunal», advierte el especialista.

Pero, ¿qué pasa si la instalación de la cámara viene motivada por la sospecha de que el trabajador pueda estar realizando algo indebido? En esos supuestos, la jurisprudencia puede dejar pasar que no se haya informado expresamente al trabajador, pero no es tan permisiva con la ausencia del «dispositivo informativo». Es decir, que podemos poner una cámara espía aunque no podremos denunciar nada con sus imágenes como prueba a no ser que colguemos un 'cartelito' al respecto en casa. Aun a riesgo de que resulte disuasorio. Ah, y en cualquier caso, tiene que hacerse ajustándose al fin perseguido. Esto es, de una forma temporal y ante una circunstancia muy concreta y acreditable.

 

camaras ocultas en casa

Fuente: Elcorreo

 

Consejos de la Policía para prevenir robos durante la Semana Santa

La Jefatura Superior de Policía Nacional está preparando como cada año para el periodo vacacional de Semana Santa un dispositivo especial de prevención de robos con fuerza en domicilios. Para ello, miembros de la Brigada de Seguridad Ciudadana, de la Brigada de Policía Judicial y agentes de las Comisarías de Distrito, se coordinan en un operativo conjunto de prevención.

Pese al incremento de medios utilizados para la prevención de este tipo de ilícito penal, el Cuerpo ha asegurado que es necesario que la ciudadanía sea conocedora de una serie de consejos para minimizar las posibilidades de ser víctimas de un robo.

En el caso de cambiar de residencia durante la Semana Santa, se recomienda no dejar signos aparentes de ello, por eso, es importante dejar las persianas a medio cerrar y el buzón limpio antes de partir. Si la estancia fuera de casa se va a prolongar en el tiempo, es aconsejable pedir a un vecino o a alguien de confianza que recoja la correspondencia, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón en una nota de prensa.

En el caso de que la vivienda disponga de dos cerraduras, es mejor hacer uso de éstas y procurar no cerrar nunca de un portazo, pues muchas de las bandas itinerantes que operan durante estos días son especialistas en el "método del resbalón", mediante el cual son capaces de acceder a un inmueble en escasos segundos.

También se pueden implantar mirillas digitales, las cuales captarán las imágenes del rellano de la escalera y pueden ser de gran utilidad en el caso de que se produzca algún robo en la finca. Utilizar pequeños sistemas de domótica para poder encender y apagar luces del interior de la vivienda, radios, televisores o subir y bajar persianas puede favorecer al propietario a la hora de que el delincuente elija otro inmueble para perpetrar el ilícito. 

Existen sistemas de seguridad de videovigilancia y seguridad  que se activan por movimiento y que alertan directamente al móvil del propietario, de este modo, una persona puede ver el interior de su domicilio en cualquier momento y ante la mínima sospecha, podrá poner en conocimiento de la Policía tal extremo.

Colaboración vecinal, imprescindible

Asimismo, la Policía Nacional ha recalcado que es importante la colaboración entre vecinos y prevenir que se cometan robos en la finca. Cerciorarse de que la puerta de acceso al patio está bien cerrada o simplemente colocar los felpudos de los vecinos frente a su puerta una vez que el servicio de limpieza a finalizado, son muestras de habitabilidad que pueden librarnos de un disgusto.

Ante la presencia de personas sospechosas que no son vecinos, hay que dar aviso en el 091 y una patrulla comprobará su identidad. Si se llega a ser víctimas de un robo con fuerza en el domicilio, no hay que tocar nada, sino dar aviso a Policía Nacional y esperar fuera de la vivienda hasta que lleguen las patrullas actuantes.

Para evitar que los delincuentes engorden su botín, se recomienda no guardar los efectos de valor y el dinero en un mismo sitio, así se conseguirá que los malhechores se marchen satisfechos cuando hayan encontrado los primeros objetos.

 

agentes de la policia nacional

Fuente: 20minutos

  

  Refuerza la seguridad de tu negocio o vivienda con TTCS

Visita nuestro apartado de productos, para conocer todas las soluciones de seguridad que TTCS te ofrece. O puedes llamarnos al 971607952, o pedirnos información por correo electrónico a nuestro email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..Tenemos soluciones de seguridad para cada tipo de cliente. 

 seguridad alarmas mallorca TTCS servicios de seguridad

#robosmallorca #alarmasmallorca #alarmasseguridadmallorca #videovigilanciaMallorca #ttcssolucionesdeseguridad 

El uso de imágenes de videovigilancia servirá para despedir a empleados

El Tribunal Supremo ha avalado la utilización de imágenes obtenidas por las cámaras de vigilancia como una prueba válida a la hora de despedir a un empleado al considerarlo como una «medida justificada, idónea, necesaria y proporcionada al fin perseguido» por la empresa.

En una sentencia del pasado 30 de marzo, recogida por Europa Press, la Sala de lo Social del Alto Tribunal trata el caso de un hombre que trabajaba como dependiente en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y que fue despedido por la empresa responsable de la explotación de la restauración.

Al trabajador en cuestión, integrado en una plantilla de más de 2.200 personas, le fue notificado su despido en mayo de 2018 a raíz de ocho grabaciones distintas. Durante el periodo comprendido entre marzo de 2017 y noviembre de 2018, recuerda el TS, la empresa aplicó un total de 29 despidos de personas en circunstancias similares: con más de 20 años de antigüedad.

La entidad tomó esta decisión después de observar al trabajador a través del sistema de control por videovigilancia que instaló, recuerda el Supremo, «con la finalidad de intentar reducir y prevenir el problema de la pérdida desconocida en el comercio al por menor».

Se trataba de un mecanismo consistente en la presencia de varias cámaras ubicadas en el interior de los centros y colocadas sobre las máquinas de cobro. Con todo, al trabajador «no se le notificó la realización de captación de su imagen durante el desempeño laboral ni la utilización de la misma con finalidad disciplinaria».

La empresa «no necesitaba el consentimiento del trabajador»

Pese a ello, el Alto Tribunal establece que «el empleador no necesitaba el consentimiento expreso del trabajador para el tratamiento de las imágenes obtenidas a través de las cámaras instaladas en la empresa con la finalidad de seguridad, ya que se trataba de una medida dirigida a controlar el cumplimiento de la relación laboral».

«El demandante era dependiente de primera, prestando servicios en la cafetería de un aeropuerto. La instalación de esas cámaras de vigilancia era una medida justificada por razones de seguridad en sentido amplio, a fin de evitar hurtos, al existir un problema consistente en la pérdida desconocida en el comercio al por menor», establece el fallo.

Se trataba, por tanto, de una medida «idónea para el logro de esos fines, al permitir descubrir a eventuales infractores y sancionarsus conductas, con un efecto disuasorio; necesaria, debido a la inexistencia de otro tipo de medios menos intrusivos para conseguir la citada finalidad; y proporcionada a los fines perseguidos».

En consecuencia, establecen los magistrados, «la prueba de la reproducción de lo grabado por las cámaras de videovigilancia era una medida justificada, idónea, necesaria y proporcionada al fin perseguido, por lo que satisfacía las exigencias de proporcionalidad». «A juicio de esta Sala, estaba justificada la limitación de los derechos fundamentales en juego», apuntan.

Consolida la doctrina

La sentencia consolida la doctrina que el propio TS lleva aplicando en varios pronunciamientos similares desde 2016. En uno de ellos, una trabajadora fue despedida tras ser sorprendida por las cámaras consumiendo dos paquetes de lomo loncheado.

En una sentencia de 2021, el Alto Tribunal declaró la licitud de la prueba que sirvió para despedir al conductor de un autobús que fumó en el interior del propio vehículo y que orinó desde dentro del mismo hacia al exterior. El vídeo también permitió comprobar que no cobró el billete a una mujer a la que también llegó a realizar caricias y tocamientos.

Grabaciones en el trabajo

 

Fuente: Elcomercio

Tres detenidos por tres robos cometidos en Santa Ponça y Magaluf

La Guardia Civil ha esclarecido tres robos cometidos en los últimos días en un bar de Magaluf, un hotel de esa misma localidad y un chalet de Santa Ponça, por los que ha detenido a tres hombres, dos de ellos españoles y el otro mauritano.

El primer suceso tuvo lugar la semana pasada en un bar de Magaluf, donde un hombre intentó forzar la puerta. Aunque no lo logró, las cámaras de videovigilancia y seguridad que tenía instaladas el establecimiento grabaron lo ocurrido. Las imagenes de los hechos fueron clave para la investigación y que permitió a los agentes, identificar y localizar al autor de los hechos que fue detenido por robo con fuerza en grado de tentativa, ha detallado el instituto armado en un comunicado.

Por otro lado agentes de la misma localidad detuvieron a otro hombre por un robo con intimidación. El ahora detenido y otro hombre que ha sido identificado abordaron a una persona que ejercía labores de vigilancia en un chalet de la zona de Santa Ponça y, tras quitarle las llaves, entraron a la casa y sustrajeron diferentes objetos.

Por último, este jueves fue detenido otro hombre como presunto autor de un delito de robo con violencia, ocurrido en la habitación de un hotel de la localidad de Magaluf. El hombre entró en una de las habitaciones, donde fue sorprendido por el verdadero huésped intentando sustraer un ordenador portátil, lo que dio lugar a un forcejeo. Aunque logró huir tras la investigación fue identificado y detenido al día siguiente.

Robos magaluf

Fuente: Ultimahora

  Refuerza la seguridad de tu negocio o vivienda con TTCS

Visita nuestro apartado de productos, para conocer todas las soluciones de seguridad que TTCS te ofrece. O puedes llamarnos al 971607952, o pedirnos información por correo electrónico a nuestro email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..Tenemos soluciones de seguridad para cada tipo de cliente. 

 seguridad alarmas mallorca TTCS servicios de seguridad

#robosmallorca #alarmasmallorca #alarmasseguridadmallorca #videovigilanciaMallorca #ttcssolucionesdeseguridad